11 de junio de 2009

ACTUALIZA2-B. Mundial ve contracción economía global más abrupta

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters/EP) - La economía global se contraerá en el 2009 a una tasa mayor a la que se estimó originalmente, dada el alza en el desempleo y la subutilización de la capacidad, dijo el jueves el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick.

En declaraciones previas al encuentro de este fin de semana en Italia de los ministros de Finanzas del G-8, el funcionario afirmó que la economía mundial se contraería a una tasa cercana al 3 por ciento este año, cifra peor que la estimación previa de un 1,75 por ciento.

Los pronósticos de Zoellick se conocen el mismo día en que una fuente del G-8 dijo a Reuters que el Fondo Monetario Internacional había elevado su proyección sobre el crecimiento global para el 2010 a un 2,4 por ciento desde un 1,9 por ciento y que había confirmado su cálculo de una contracción de un 1,3 por ciento en el 2009.

No hubo comentario de parte del FMI, que dará a conocer su Panorama Económico Mundial el 7 de julio.

"Personalmente creo que podrían verse algunos aspectos de recuperación el 2009 y el 2010, pero desde un punto de vista de las políticas públicas, ese no es el tema central debido a que tenemos un enorme grado de incertidumbre", le dijo Zoellick a la prensa.

Aunque las economías desarrolladas se han recuperado en ocasiones anteriores rápidamente de las turbulencias, hay preocupación de que el proceso esta vez sea lento debido a una utilización muy baja de la capacidad y por las dudas acerca de las fuentes de demanda, señaló.

La recesión global, que tiene sus raíces en el colapso del mercado inmobiliario estadounidense, ha estado marcada por una alza en el desempleo, debido a que las compañías responden agresivamente a la caída en la demanda.

Aun con un crecimiento que se espera retorne el 2010, Zoellick dijo que la mayoría de los países en desarrollo se contraerán este año y enfrentan perspectivas cada vez más sombrías a menos que la caída de sus exportaciones, remesas y e inversión extranjera directa se revierta para fines del 2010.

"Necesitamos hacer más en la economía durante los próximos meses para movilizar recursos de manera de asegurar que los pobres no paguen por una crisis que no provocaron", dijo Zoellick. "Existe un gran precio que pagar si no se apoya a estos países", afirmó.

En tal sentido, dijo que presionaría para que se mantenga el apoyo a los países pobres en la cumbre del G-8.

Advirtiendo de un potencial incremento en los incumplimientos de las deudas, Zoellick dijo que el Banco Mundial estimaba que la brecha general en el financiamiento para los países en desarrollo estará entre 350.000 y 635.000 millones de dólares el 2009.

"Los países de bajos ingresos que tienen una capacidad limitada de endeudamiento debido a sus bajas reservas y menguantes presupuestos nacionales enfrentarán dificultades particulares para conseguir suficiente financiamiento en los próximos años", alertó Zoellick.

"Debido a esto, el crédito desde el Banco Mundial, el FMI y otras fuentes se volverá cada vez más importante a medida que la crisis se extiende por los países de bajos ingresos", añadió.

Zoellick dijo que la Asociación de Desarrollo Internacional (IDA, por sus siglas en inglés) del Banco Mundial, que se concentra en 78 de los países más pobres del mundo, había visto un aumento en los pedidos de asistencia, agregando que él instaría a los países a cumplir con sus promesas al fondo.