12 de julio de 2012

Admitida a trámite la demanda de Lugo por su destitución en Paraguay

Admitida a trámite la demanda de Lugo por su destitución en Paraguay
EUROPA PRESS/PRESIDENCIA DE PARAGUAY

ASUNCIÓN, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Paraguay ha admitido a trámite la cuestión de constitucionalidad planteada por el ex presidente Fernando Lugo por la decisión del Congreso de destituirle tras celebrar un juicio político en su contra por mal desempeño de sus funciones.

   El presidente del alto tribunal, Víctor Núñez, ha anunciado este miércoles que la demanda ya ha pasado a manos del Ministerio Público para que, en un plazo de 18 días, emita su dictamen por boca del fiscal general, Javier Díaz Verón.

   Una vez que Díaz Verón haya dictaminado si anula el juicio político celebrado contra Lugo, la resolución será analizada en el Senado, ya que fue la Cámara Alta la que ordenó la destitución, para que se pronuncie al respecto en el mismo plazo.

   Entonces, el asunto regresará a la Sala Constitucional --formada por Núñez y los magistrados Antonio Fretes y Gladys Bareiro--, que deberá manifestarse en los 30 días siguientes, poniendo fin al proceso judicial.

   La defensa de Lugo considera que el juicio político fue inconstitucional, no por la figura 'per se', que aparece recogida en el artículo 225 de la Carta Magna, sino porque se cometieron "numerosas irregularidades", entre las que menciona la violación del derecho a la defensa del ex presidente, ya que tuvo menos de 24 horas para prepararla.

   Por su parte, el Gobierno y el Senado argumentan que no ha existido tal violación, puesto que Lugo compareció en la Cámara Alta acompañado de sus asesores jurídicos y ni él ni éstos agotaron el tiempo establecido para presentar su alegato.

   Ésta es la segunda vez que Lugo promueve una cuestión de constitucionalidad. La primera fue contra el reglamente del juicio político y no fue admitida a trámite, según informa el diario 'Última Hora'.

   La destitución de Lugo ha dado lugar a una grave crisis política, ya que el nuevo Gobierno, presidido por el entonces vicepresidente, Federico Franco, no ha sido reconocido por los países latinoamericanos, lo que hace que Paraguay se enfrente a una situación de aislamiento internacional.