1 de junio de 2011

Advierte de medidas contra las sanciones

CARACAS, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha considerado que las sanciones impuestas la semana pasada por Estados Unidos a la petrolera estatal, PDVSA, por comerciar con Irán, son una "amenaza directa" a la soberanía nacional, por lo que ha adelantado que adoptará "medidas de prevención".

Durante una reunión del Consejo de Ministros, celebrada en el Palacio de Miraflores, Chávez ha revelado que el Gobierno ha encargado elaborar una serie de estudios técnicos, jurídicos y financieros para adoptar dichas medidas, aunque ha matizado que finalmente dependerán de la actitud de Estados Unidos, país que ha iniciado esta disputa.

"Ellos (Estados Unidos) cruzaron una raya. Ellos son los que tienen la iniciativa. Ellos verán qué más van a hacer. Dependerán nuestras futuras acciones de los pasos que ellos sigan dando, si es que los van a seguir dando", ha dicho el mandatario, en declaraciones recogidas por la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Además, ha atribuido esta "agresión" al "imperio", término con el que se refiere habitualmente a Estados Unidos, país al que ha acusado de intentar controlar los recursos naturales de Venezuela. "Se agrede al país que tiene las más grandes reservas de petróleo en el planeta. Ahí está el fondo del asunto", ha subrayado.

En este sentido, ha criticado la actitud del presidente estadounidense, Barack Obama, quien prometió dar un nuevo enfoque a las relaciones con el hemisferio sur del continente americano. "Y se suponía que el presidente iba a desactivar los mecanismos de guerra. Pues no, es una amenaza ya concretada, una agresión", ha señalado

Así, una vez más ha rechazado el comportamiento del país norteamericano, burlándose de su miedo a los supuestos planes iraníes para hacerse con la bomba atómica, entre otro armamento, al comparar el parque eólico de Paraguaná (noroeste) con una base militar clandestina. "Yo creo que eso fue lo que vieron ellos en el satélite y dijeron: sí, ahí están montando unos misiles iraníes", ha bromeado.

Además, ha criticado a los medios de comunicación y a la "derecha venezolana" por minusvalorar lo que considera una "agresión". "Decir que esto no tiene importancia porque no golpea el corazón de nuestra empresa petrolera, es como que yo le lance un disparo a Rafael Ramírez (ministro de Energía y Petróleo) y no le pegue. Y entonces uno diga: no tiene importancia porque no le pegó", ha ilustrado.