21 de octubre de 2015

Ghani describe como "histórica" la decisión de EEUU de ralentizar su retirada militar de Afganistán

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, ha descrito este martes como "histórica" la decisión de Estados Unidos de ralentizar el ritmo de retirada de sus tropas del país, resaltando que "muestra que confía en Afganistán y en su pueblo".

   "El apoyo continuado de la comunidad internacional ha generado oportunidades para nosotros, y debemos utilizarlo para depender de nosotros mismos", ha dicho durante un discurso a la nación, según ha informado la cadena de televisión afgana Tolo TV.

   Durante el mismo ha aplaudido a las fuerzas de seguridad por sus "sacrificios en la defensa del país", manifestando que "forman el principal pilar de la estabilidad y la seguridad de Afganistán".

   En este sentido, ha sostenido que las fuerzas afganas son más poderosas ahora que hace catorce años, en referencia a la fecha en la que Estados Unidos inició su intervención en el país para acabar con el régimen de los talibán.

   Ghani ha hecho referencia también a la situación en Kunduz, que fue tomada este mes por los talibán durante varios días, resaltando que "se trata de una muestra de lo que los insurgentes pueden hacer en un corto periodo de tiempo" y agregando que "la gente se siente segura con las fuerzas de seguridad".

   Así, ha defendido que las fuerzas de seguridad "sean inclusiva y representen a cada zona del país", expresando además su orgullo por las mujeres que sirven en las mismas.

   Por otra parte, ha recalcado que "la estabilidad en Afganistán supone la estabilidad en la región", reiterando que el Gobierno "cree que la guerra no es la solución" y pidiendo a los talibán que "entreguen las armas y se unan al proceso de paz".

   "Creemos en la paz y las negociaciones, pero no dejaremos que los rebeldes, se llamen talibán, Estado Islámico u otros, maten a nuestro pueblo y destruyan carreteras y puentes", ha remachado.

   Los talibán criticaron la semana pasada la decisión de Estados Unidos de ralentizar el ritmo de retirada y se ofrecieron a mantener "negociaciones significativas" una vez "acabe la ocupación".

   Así, los talibán dijeron "estar preparados para iniciar negociaciones significativas para poner fin a los combates", recalcando que "todos los problemas podrían resolverse fácilmente a través de un diálogo intra-afgano una vez acabe la ocupación y se retiren las tropas extranjeras".

EL ANUNCIO DE OBAMA

   El presidente estadounidense, Barack Obama, ha dado marcha atrás en su política respecto a Afganistán y anunció la semana pasada que ralentizará el ritmo de la retirada de las tropas del país, argumentando que las fuerzas afganas no están aún lo suficientemente preparadas para asumir en solitario la seguridad del país.

   Obama, que calificó su decisión de ajuste "modesto pero significativo", dijo que Estados Unidos mantendrá una fuerza de 9.800 efectivos durante buena parte de 2016 porque las tropas afganas no son lo fuertes que deberían ser.

   "Si fracasaran, pondría en peligro la seguridad de todos nosotros", defendió Obama, flanqueado por su secretario de Defensa, Ash Carter, el presidente del Estado Mayor Conjunto, Joseph Dunford, y el vicepresidente, Joe Biden.

   Obama tenía previsto retirar todos los efectivos, con la excepción de una pequeña fuerza con base en la Embajada estadounidense en Kabul, antes de dejar el cargo en enero de 2017. En virtud del nuevo plan, las tropas serán reducidas a 5.500 a partir de algún momento en 2017 y estarán apostados en cuatro puntos: Kabul, Bagram, Jalalabad y Kandahar.

   Preguntado por un periodista al final de su declaración de si estaba decepcionado por tener que tomar la decisión, Obama dijo que no y añadió: "Esta no es la primera vez que se hacen esos ajustes. Esta probablemente no será la última". "Sospecho que seguiremos evaluando esto en el futuro, como lo hará el próximo presidente", remachó.

Para leer más