28 de octubre de 2019

Afganistán.- Ghani propone un plan de siete puntos para lograr la paz en Afganistán

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, ha propuesto este domingo un plan de siete puntos para lograr la paz en el país en un intento por acabar con el "derramamiento de sangre lo antes posible", según ha informado la cadena de noticias Tolo News.

El plan de Ghani incluye negociaciones con los talibán, con Estados Unidos y la OTAN, así como con el Gobierno paquistaní, entre otras medidas. En un intento de lograr avances en el marco del proceso de paz, Kabul propone "desarrollar de forma conjunta con Estados Unidos un mecanismo para la retirada de las fuerzas norteamericanas del país".

"Esto puede basarse en las conversaciones mantenidas con los talibán y podría incluir parte de las medidas abordadas el año pasado por los propios estadounidenses", recoge el texto.

Respecto a los talibán, Ghani propone que "una vez que los insurgentes tengan garantías de que las tropas extranjeras se retirarán, el equipo de negociadores formado por quince miembros participará en las negociaciones con los talibán".

El documento añade así que las negociaciones en cuestión podrían tener lugar de "manera inclusiva y consultiva" para garantizar que todos los afganos se sientan representados y tengan voz.

Antes de que comiencen las conversaciones, la gente afgana y el Gobierno exigirán "a los talibán que se comprometan con un alto el fuego para demostrar que siguen manteniendo la misma postura y dar lugar a unas conversaciones destinadas al éxito".

En cuanto a las negociaciones con Pakistán, Ghani señala que el país vecino es la "raíz del problema", por lo que el Gobierno buscará garantías para que éste no se convierta en un "refugio para terroristas". A cambio, Afganistán se comprometerá a convertirse en un mayor aliado en materia comercial y energética de Islamabad, lo que podría impulsar la economía del país asiático.

Asimismo, Ghani ha destacado la importancia de llegar a un acuerdo con los países de la región y el Mundo Islámico para asegurar la "no interferencia" de distintos países y lograr que Afganistán "siga creciendo para convertirse en un país del que emanen oportunidades económicas en vez de inestabilidad".

Por otra parte, el documento recoge la intención del Gobierno de embarcarse en conversaciones con la comunidad internacional y las diferentes organizaciones que la forman y recalca el fortalecimiento de las instituciones a nivel nacional. Así, el presidente espera hacer frente a los problemas a los que se enfrenta el país en la actualidad.

REANUDAR LAS CONVERSACIONES

Ese mismo domingo, el enviado especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Jalilzad, ha llegado a la capital del país, Kabul, para informar a los dirigentes afganos de los últimos esfuerzos internacionales a la hora de reiniciar las conversaciones de paz con la insurgencia talibán, en su primera visita desde el presidente estadounidense, Donald Trump, decidiera cancelar las negociaciones a principios de septiembre.

Jalilzad se ha reunido con el número dos del Gobierno afgano, Abdulá Abdulá, con quien ha coincidido en que "la paz es prioritaria tanto para el pueblo como para el Gobierno de Afganistán".

Los objetivos de las conversaciones, añade la nota de la oficina de Abdulá, siguen siendo los de "alcanzar la paz duradera, reducir la violencia y lograr un alto el fuego para iniciar conversaciones entre los talibán y el gobierno".

Jalilzad también se reunirá con otros líderes políticos para discutir el proceso de paz, según informa la citada cadena, que no ha dado más detalles.

La OTAN también ha aprovechado la ocasión para defender la reanudación de las conversaciones de paz entre Estados Unidos y los talibán para ayudar a encontrar una "solución política" al conflicto en Afganistán.