5 de marzo de 2020

Afganistán.- Pompeo atribuye la investigación del TPI a una "venganza política" y pone en duda la información recabada

Afganistán.- Pompeo atribuye la investigación del TPI a una "venganza política" y pone en duda la información recabada
Afganistán.- Pompeo atribuye la investigación del TPI a una "venganza política" - MICHAEL BROCHSTEIN

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha dicho tener "pruebas" de que el Tribunal Penal Internacional (TPI) ha recibido "información falsa" antes de confirmar, en el marco de una supuesta "venganza política", la apertura de una investigación por los posibles crímenes de guerra en Afganistán.

La Sala de Apelación de la corte ha autorizado este jueves por unanimidad que se abra una investigación formal por crímenes cometidos tanto por los talibán como por las fuerzas afganas y las extranjeras --entre ellas las de Estados Unidos--, tras aceptar la apelación presentada por la fiscal jefe, Fatou Bensouda.

"Es una acción muy sorprendente", ha afirmado Pompeo, en una rueda de prensa donde no ha escatimado críticas al TPI, "una institución política disfrazada de órgano judicial". "Tenemos pruebas que apuntan a que ha habido esfuerzos para dar información falsa al TPI", ha añadido, sin entrar en más detalles.

El jefe de la diplomacia norteamericana ha subrayado que la Administración de Donald Trump tomará "todas las medidas necesarias" para "proteger" a los ciudadanos de las actividades de este tribunal "ilegal", del que, cómo él mismo ha recordado, "Estados Unidos no es parte".

Según el secretario de Estado, la investigación del TPI debería servir de "recordatorio" de lo que ocurre cuando los organismos multilaterales carecen de un liderazgo "responsable" y se convierten "en un vehículo para venganzas políticas".

Pompeo ha lamentado que el último dictamen del tribunal de La Haya llegue después de "la mejor oportunidad para la paz en varias generaciones", en alusión al acuerdo de paz suscrito entre Estados Unidos y los talibán, puesto en duda en los últimos días por la persistencia de la violencia.

Pompeo aún tiene "confianza" en los talibán y, aunque ha tachado de "inaceptables" los ataques de los últimos días, ha asegurado que ya se sabía que "el camino era difícil". Ahora, ha instado a "todas las partes" a comenzar las discusiones prácticas para avanzar en las negociaciones internas en Afganistán, aludiendo expresamente a la necesidad de hablar sobre la entrega de presos.

El acuerdo de los talibán y Estados Unidos está llamado a sentar las bases de una salida de las tropas extranjeras de Afganistán y del inicio de un diálogo entre la insurgencia y el Gobierno de Ashraf Ghani. Las partes han discrepado en estos últimos días, entre otros motivos, por un posible canje de presos.