26 de febrero de 2020

Afganistán.- El presidente de Afganistán aplaza al 9 de marzo la ceremonia de jura del cargo para un nuevo mandato

Afganistán.- El presidente de Afganistán aplaza al 9 de marzo la ceremonia de jura del cargo para un nuevo mandato
Afganistán.- El presidente de Afganistán aplaza al 9 de marzo la ceremonia de ju - BRITTA PEDERSEN/DPA-ZENTRALBILD/ - ARCHIVO

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, ha anunciado este miércoles el aplazamiento de la ceremonia para su jura del cargo hasta el 9 de marzo, en medio de las disputas en torno a los resultados y tras la petición formulada por Estados Unidos.

La Presidencia del país centroasiático ha indicado en un comunicado publicado en su cuenta en la red social Twitter que la decisión ha sido adoptada "tras una serie de reuniones" con "figuras políticas, líderes tribales y los socios internacionales".

En respuesta, el enviado especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad, ha aplaudido el anuncio del aplazamiento de la ceremonia, prevista para este jueves, y ha dicho que "permitirá tiempo para las consultas necesarias para que los intereses de Afganistán y su pueblo se vean reflejados y preservados por el nuevo Gobierno".

"Al término del proceso electoral el presidente Ghani, declarado vencedor, y otros líderes deben garantizar que el nuevo Gobierno sea inclusivo y refleje las aspiraciones de todos los afganos", ha zanjado a través de Twitter.

El Gobierno de Estados Unidos pidió el martes a las autoridades de Afganistán que "no se centren en la política electoral", sino en el proceso de paz con los talibán, en el marco del periodo de "reducción de la violencia" en el país.

La comisión electoral anunció la semana pasada la victoria del mandatario, algo que ha sido rechazado por su principal rival y actual primer ministro, Abdulá Abdulá, quien ha apostado por crear estructuras paralelas.

En este sentido, la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, manifestó que "el pueblo afgano quiere paz" y agregó que "es momento de centrarse no en las políticas electorales, sino en dar pasos hacia una paz duradera, poner fin a la guerra con los talibán y encontrar una fórmula para un acuerdo político que sirva a los intereses de todos los ciudadanos del país a través de unas conversaciones internas que se espera que arranquen en marzo".

Por último, resaltó que "agradece al Gobierno afgano que haya acordado posponer la ceremonia de jura de la Presidencia para garantizar que hay un tiempo adecuado para que los afganos den respuesta a estos asuntos", si bien Kabul no se había pronunciado oficialmente sobre ello.

ABDULÁ PROMETE RECURRIR A "INSTRUMENTOS LEGALES"

Por su parte, Abdulá ha aplaudido a las "estimadas personalidades nacionales y socios internacionales que se han centrado en la paz y en ayudar a resolver la crisis derivada de las irregularidades electorales", si bien ha rechazado dar por zanjada la polémica.

Así, se ha comprometido a "apoyar el proceso de paz y recurrir a todos los instrumentos legales para defender los votos limpios de la población a través de la transparencia, evitando la institucionalización del fraude".

El primer ministro afgano ha agradecido "los esfuerzos estadounidenses e internacionales que buscan facilitar la búsqueda de una paz justa y duradera en el país", en una serie de mensajes publicados en su cuenta en Twitter.

Por último, ha subrayado que "se espera que el continuado respeto a la reducción de la violencia lleve a un acuerdo que sea firmado pronto entre Estados Unidos y los talibán, lo que es un paso significativo que allanaría el camino para negociaciones internas y un alto el fuego exhaustivo".

El inicio de los siete días de "reducción de la violencia" dio el pistoletazo de salida a siete días que se verán seguidos, en caso de que se respeten los compromisos, a la firma del acuerdo entre ambas partes.

Asimismo, el acuerdo entre Estados Unidos y los talibán abre la puerta a un posible acuerdo de paz entre el Ejecutivo afgano y los insurgentes tras más de 18 años de guerra, dado que permitirá el inicio de conversaciones directas entre ambas partes.

El propio Ghani manifestó el viernes que el acuerdo "es un paso importante hacia un alto el fuego y una paz duradera" y pidió "actuar con cautela" durante este periodo de "reducción de la violencia", que no una tregua.

En este sentido, recalcó que las fuerzas afganas "sólo actuarán si tienen que defenderse a sí mismas o a la población", al tiempo que aseguró que las operaciones contra Al Qaeda y el grupo yihadista Estado Islámico continuarán en marcha.