5 de agosto de 2009

Ahmadinejad jura como presidente de Irán, protestas

Por Parisa Hafezi y Zahra Hosseinian

TEHERAN (Reuters/EP) - Mahmoud Ahmadinejad asumió el miércoles el segundo período como presidente de Irán, en una ceremonia boicoteada por líderes reformistas y parlamentarios y empañada por protestas en las calles ante su victoria.

El dirigente de línea dura, de 53 años, hizo su juramento ante el parlamento, casi ocho semanas después de una discutida elección que desató los más violentos incidentes en el país desde 1979 y provocó una profunda división en las élites clerical y política.

Ahmadinejad dijo que Irán desea la coexistencia pacífica con el mundo pero resistirá cualquier potencia "acosadora".

"Internacionalmente, buscamos paz y seguridad. Pero dado que queremos eso para toda la humanidad, nos oponemos a la injusticia, la agresión y la soberbia de algunos países", dijo.

Los ex presidentes Mohammad Khatami y Akbar Hashemi Rafsanjani, que apoyan al principal rival político de Ahmadinejad, Mirhossein Mousavi, boicotearon el acto.

La agencia oficial IRNA informó que la mayoría de los 70 legisladores reformistas no acudieron.

Un testigo dijo que cientos de partidarios de Mousavi se congregaron junto al edificio del Parlamento a pesar de la fuerte presencia de agentes antidisturbios y miembros de la milicia religiosa basij.

"Fui golpeado por la policía que quería dispersar a los manifestantes", comentó una testigo bajo condición de anonimato.

Otro testigo dijo que decenas de manifestantes se reunieron cerca del Bazaar de Teherán.

"Ellos estaban coreando 'Allah-u Akbar' (Dios es grande) y 'Mousavi, te apoyamos'. Pero la policía antidisturbios los dispersó", precisó un testigo del sur de Teherán, en donde se ubica el Bazaar.

La policía arrestó al menos a 10 manifestantes, dijo el testigo, y añadió que se había cortado la señal de los teléfonos celulares.

Mehdi Karoubi, otro candidato moderado derrotado por Ahmadinejad, criticó a la clase dirigente clerical por "reprimir las protestas callejeras".

"Utilizar métodos aterradores para reprimir a las personas no traerá resultados. Permitan que las personas protesten en las calles y coreen consignas", indicaba un comunicado en su sitio web Etemademelli.

El presidente de Estados Unidos y los líderes de Francia, Gran Bretaña, Italia y Alemania han decidido no felicitar a Ahmadinejad por su reelección. Pero la Casa Blanca reconoció que Ahmadinejad "es el líder electo" de Irán.

"El ha sido investido. Eso es un hecho. Si la elección fue justa, obviamente el pueblo iraní sigue teniendo dudas sobre eso, y dejaremos que decidan sobre eso", comentó el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs.

SANCIONES EN DISCUSION

Iran está en desacuerdo con Occidente respecto a su programa nuclear, que Estados Unidos y otras potencias dicen apunta a la construcción de bombas. Sin embargo, Teherán sostiene que sólo busca generar electricidad.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo que Washington seguirá intentando dialogar con Irán y comentó a reporteros que "no siempre conseguimos tratar con el Gobierno que queremos".

"Tomamos la realidad de que la persona que asumió (el poder) hoy será considerada presidente. Pero apreciamos y admiramos la continua resistencia y actuales esfuerzos de los reformistas para lograr los cambios que el pueblo iraní merece", agregó.

Clinton expresó que grandes potencias están discutiendo un paquete de incentivos y sanciones para Irán por su disputado programa nuclear.

Gran Bretaña reiteró sus preocupaciones sobre el tema nuclear y los derechos humanos en Irán.

Un funcionario subalterno alemán observó la ceremonia, pero el Gobierno de Alemania no envió un mensaje de felicitaciones.

Ahmadinejad reaccionó de manera cortante ante el vacío que le hicieron las potencias occidentales.

"Escuchamos que algunos de los líderes de Occidente han decidido reconocer pero no felicitar al nuevo Gobierno", dijo el reelecto mandatario. "Bueno, nadie en Irán está esperando sus mensajes", agregó.

NUEVO GABINETE

El presidente tiene ahora dos semanas para presentar los nombres de su gabinete ante el parlamento para que el cuerpo legislativo lo apruebe, pero podría enfrentar cuestionamientos tanto de los conservadores que dominan al asamblea como de los moderados.

Mousavi y otro candidato moderado derrotado, Mehdi Karoubi, dicen que el nuevo gobierno es ilegítimo, en claro desafío a la persona más poderosa del país, el Líder Supremo ayatolá Ali Khamenei, que apoyó formalmente a Ahmadinejad.

Ahmadinejad ha debido enfrentarse con algunos dirigentes de línea dura que se enojaron con su primer candidato para ocupar la primera vicepresidencia, Esfandiar Rahim-Mashaie. Y los dirigentes se decepcionaron aún más cuando el presidente se tomó una semana para obedecer la orden de Khamenei de desplazar a Mashaie.

Sin embargo, Khamenei describió a Ahmadinejad como "valiente, trabajador y sensato", en una ceremonia celebrada el lunes .

Al menos 20 personas han muerto en la violencia desatada tras la elección del 12 de junio y cientos más han sido arrestadas.

Las autoridades han abierto un juicio masivo contra más de cien reformistas a los que se acusa de incitar al malestar. La próxima sesión de lo que Khatami y Mousavi calificaron como un "juicio show" se realizará este sábado.

"Los arrestos masivos de moderados y la realización de tales juicios masivos pondrán en peligro los intereses nacionales del país", dijo Karoubi, según fue citado en el sitio web Etemademelli.

Irán acusa a Occidente, particularmente a Estados Unidos y Reino Unido, de haber fomentado los problemas tras los comicios, que las autoridades describieron como los más limpios de la historia del país.