26 de noviembre de 2019

Alemania.- El ánimo de los consumidores alemanes repunta antes de Navidad, según GfK

NUREMBERG (ALEMANIA), 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La confianza de los consumidores alemanes ha mejorado de cara a diciembre ante los incipientes signos de una inminente tregua en la guerra comercial entre China y Estados Unidos, así como de una solución negociada del 'Brexit' tras las elecciones del Reino Unido, según refleja el índice elaborado por GfK, que se ha situado en 9,7 puntos, una décima por encima de la lectura del mes anterior.

"Los consumidores son optimistas acerca de la próxima campaña navideña, una de las épocas más ocupadas del año para sectores minoristas como la electrónica de consumo y los juguetes, que evaluarán por este periodo el conjunto del año", ha señalado Rolf Bürkl, experto en consumo de GfK, para quien las empresas del sector minorista "pueden esperar este período con una buena dosis de optimismo".

En este sentido, en noviembre se ha registrado una sensible mejoría de las perspectivas económicas de los consumidores, que han alcanzado los 1,7 puntos, frente a los -13,8 del mes anterior, lo que supone la mayor subida mensual desde 2010.

Según los autores del estudio, este descenso del pesimismo probablemente se explica por los signos tentativos de una tregua en la guerra comercial entre China y EEUU, así como por las crecientes expectativas de que las elecciones del próximo 12 de diciembre ayuden a resolver la incertidumbre generada por el 'Brexit'.

Asimismo, la buena marcha del mercado laboral en Alemania y la debilidad de la inflación refuerzan las perspectivas de ingresos de los hogares alemanes, que en noviembre mejoraron a 45,5 puntos desde los 39 de octubre.

De este modo, la propensión al consumo se ha mantenido en noviembre prácticamente inmune al debilitamiento de la actividad económica de Alemania, ya que el correspondiente índice se ha situado en 50 puntos, frente a los 51,7 del mes anterior.

En este sentido, los autores del estudio apuntan que esta buena disposición a comprar por parte de los hogares también refleja el efecto de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), cuyos renovados estímulos y medidas de política monetaria pueden incentivar a los consumidores a gastar más en vez de ahorrar.