21 de noviembre de 2019

Alemania.- Moody's rebaja a "negativa" la perspectiva de los bancos alemanes por su poca rentabilidad

FRÁNCFORT (ALEMANIA), 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El debilitamiento de la rentabilidad y de la solvencia de los bancos alemanes en un entorno de bajos tipos de interés ha llevado a la agencia Moody's a rebajar a "negativa" desde estable la perspectiva de la banca germana, que sufre el costoso impacto del incremento de los depósitos de sus clientes.

"La débil rentabilidad de los bancos caerá aún más a medida que bajan los ingresos por intereses netos", declaró el analista de la agencia, Bernhard Held, señalando las dificultades para cubrir costes de las entidades comerciales y, en particular, de aquellas más dependientes de los depósitos para financiarse en un entorno de bajos tipos de interés, incluso cuando las provisiones por pérdidas sean "insosteniblemente bajas".

En este sentido, la calificadora de riesgos advierte de que los pequeños bancos germanos, financiados casi exclusivamente a través de depósitos, serán los más afectados, ya que sus préstamos y valores continuarán viendo caer los tipos de interés vinculados, mientras que los intereses abonados por los depósitos minoristas se encuentran cerca del 0%.

"Los bancos alemanes han tenido escaso éxito en la mejora de su ratio de costes sobre ingresos, que alcanzó el 80% en 2018", apunta Moody's, que no espera una mejoría al respecto en el corto plazo.

De este modo, la agencia señala lo costoso que está resultando para los bancos alemanes el continuado incremento de los depósitos de sus clientes, que se han incrementado ante la ausencia de alternativas de ingresos a través de la renta fija y la poca disposición de los alemanes en invertir en acciones o fondos.

"Ante las persistentes tasas ultrabajas, un número creciente de bancos minoristas alemanes están considerando cobrar intereses negativos a sus mayores depositantes particulares", apunta la calificadora de riesgos.

Por otro lado, Moody's valora que la capacidad de repago de los prestatarios seguirá siendo elevada, gracias a los bajos tipos de interés, la buena marcha del mercado laboral y la fortaleza de la demanda doméstica, mientras que el carácter conservador del crédito a sectores más sensibles al ciclo económico supone que cualquier incremento de los préstamos problemáticos será gradual.

Moody's prevé que el PIB de Alemania crecerá un 0,6% en 2019 y se acelerará al 1% en 2020, respondiendo a la evolución del comercio global, cuyo debilitamiento ha llevado a la agencia a recortar su perspectiva para sectores clave de la economía germana, como el automóvil y sus proveedores, la industria química y las manufacturas.