10 de julio de 2008

Alimentos.- Lula sugiere que la FAO elabore un diagnóstico sobre la crisis alimentaria

RÍO DE JANEIRO, 10 Jul. (Reuters/EP) -

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, sugirió ayer en la cumbre del G8 que la FAO debería hacer un diagnóstico de las causas que llevan al alza global del precio de los alimentos, que atribuyó a maniobras especulativas con las materias primas.

Lula también afirmó que el fin de los subsidios agrícolas que aplican las naciones ricas puede mitigar la inmigración ilegal en sus territorios, según declaraciones a la prensa en Japón.

En una reunión de los líderes del Grupo de los Cinco (G5) países emergentes con sus colegas del G8, Lula propuso una evaluación sobre el problema alimentario de parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por su sigla en inglés).

"Yo sugerí, entre otras cosas, que era necesario que tengamos no apenas un discurso común, sino un diagnóstico común de lo que está ocurriendo hoy en el mundo de los alimentos", dijo Lula ante los periodistas en Hokkaido, Japón, donde están reunidos los miembros de la cumbre.

Lula insistió en rechazar que los biocombustibles, salvo los originarios del maíz, sean los responsables del aumento de los precios de los alimentos y, en cambio, apuntó a la especulación con las cotizaciones de contratos futuros de las materias primas.

"Aquellos que tuvieron la experiencia de perder con las inversiones inmobiliarias estadounidenses, están ahora utilizando el dinero de los fondos para especular con petróleo y con alimentos", afirmó el presidente brasileño.

Brasil es un gran productor de etanol a partir de la caña de azúcar y Lula defiende su uso como alternativa a los combustibles fósiles, que tienen un fuerte impacto en el calentamiento global, uno de los temas de la cumbre.

Asimismo, también responsabilizó de la inflación global de los alimentos a la política de formación de inventarios. "Mostré a nuestros socios del G13 que hace exactamente cinco años que el mundo está subsistiendo de reservas. Si se recurre a las reservas y no se reponen, un día faltarán", matizó.

El G5 está integrado por Brasil, México, China, Sudáfrica y la India, mientras el G8 lo conforman Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Japón, Alemania, Francia, Italia y Rusia.