4 de julio de 2015

Allanan el domicilio del informático argentino que denunció fallo en la seguridad del voto electrónico

Allanan el domicilio del informático argentino que denunció fallo en la seguridad del voto electrónico
YOUTUBE

BUENOS AIRES, 4 Jul. (Notimérica) -

La Policía Metropolitana de la ciudad de Buenos Aires allanó el viernes por la noche el domicilio del informático argentino que había denunciado fallos en el sistema de seguridad del voto electrónico que este domingo se implantará en la ciudad.

Un nuevo capítulo de polémica por el voto electrónico (http://www.notimerica.com/politica/noticia-polemico-voto-ele...) se ha desatado en la ciudad de Buenos Aires, después de que un desarrollador informático revelara que se habían filtrado los códigos de seguridad de las máquinas de votación (http://www.notimerica.com/politica/noticia-descubren-filtrac...).

El pasado viernes por la noche, la Policía Metropolitana --que depende del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA), el mismo que ha implantado por decreto el voto electrónico-- allanó la casa del informático que denunció los fallos y se llevaron todos sus dispositivos electrónicos.

Su nombre es Joaquín Sorianello y durante la noche advirtió en su cuenta de Twitter: "Después de encontrar una vulnerabilidad grave en el sistema de voto electrónico a Magic Software Argentina (MSA) están allanando mi casa los de delitos informáticos. Se están llevando computadoras, kindles y toda clase de memoria".

Efectivamente, la jueza María Luisa Escrich dio la orden de un operativo que duró unas dos horas en plena noche, a lo que el informático respondió en declaraciones a Télam que "yo no tengo nada que ocultar. Soy un ciudadano que simplemente quiso colaborar para que las cosas salgan bien".

"Es necesario que esto se difunda porque los votantes no saben lo que van a votar. Nos están vendiendo un buzón y la mordaza mediática que existe para que nadie critique al intendente Mauricio Macri impide que la gente se entere de algo que es muy grave", apuntó Sorianello.

Desde la Fundación Vía Libre mostraron su profundo desacuerdo con el allanamiento de la Policía: "La Justicia actúa contra el mensajero de la mala noticia y no contra los reales responsables: la firma MSA es la encargada de velar y resguardar la seguridad de los votos de las ciudadanas y ciudadanos de la ciudad de Buenos Aires".

FILTRACIÓN DE CÓDIGOS

La semana pasada, Sorianello había revelado de forma anónima que se había filtrado "los certificados SSL de los terminales que envían los datos desde las escuelas al centro de cómputos".

Esto significa, según explicó, que "Cualquier persona malintencionada podría con estos certificados SSL enviar resultados falsos del escrutinio y también podría realizar un ataque de denegación de servicio. Es decir, transmitir tantos resultados que hagan que el sistema no pueda procesar los recuentos genuinos".

A pesar de todos estos fallos y dudas --sumados a las denuncias de la Fundación Vía Libre e informáticos independientes sobre la falta de garantías del sistema--, ninguno de los candidatos a las elecciones se ha pronunciado ni ha pedido explicaciones.

"No están dadas las condiciones para votar el domingo. Hay que suspender las elecciones", señaló la secretaria de la Fundación Vía Libre, Beatriz Busaniche.

MULTIVOTO

Además de todos estos fallos, varios informáticos y la propia Fundación Vía Libre demostraron que existe otra forma de fraude electoral por el sistema que se va a implementar este domingo: el multivoto.

En un breve informe (http://www.vialibre.org.ar/wp-content/uploads/2015/07/Ataque...), Vía Libre señaló que "es posible grabar el chip mediante un simple smartphone de forma que contenga múltiples votos a un mismo candidato". Es más, el sistema ni siquiera contrasta que el número de boletas escrutadas coincida con la suma de votos emitidos.

Vía Libre señala que han intentado llegar a las autoridades, pero "sin éxito", por lo que han publicado la información "para que autoridades de mesa y fiscales estén alerta durante el recuento: es indispensable asegurarse de que la cantidad de boletas coincide exactamente con los votos contados por la máquina".