11 de junio de 2009

Alza precio metales podría desatar reactivaciones

Por Karen Norton

LONDRES (Reuters/EP) - El alza de precios de los metales industriales por la creencia de que la desaceleración económica global ha tocado fondo podría fomentar una oleada de reinicios de minas y fundidoras, condenando a algunos mercados a períodos más largos de sobreabastecimiento.

Hasta ahora, la mayoría de las reactivaciones han ocurrido en la industria del aluminio china, pero la serie de anuncios en otras regiones podría generar impulso para ese metal y otros también.

"El peligro se aplica a todos los metales. Es tentador reactivar a estos altos niveles de precios, pero los productores deberían esperar para ver cómo salen las cosas después del verano", dijo Will Adams, de Basemetals.com.

"No ha habido un repunte de la demanda real que garantice una recuperación de la producción", precisó.

Algunos analistas destacan al aluminio como el metal más vulnerable. El zinc también está generando preocupación porque las fundidoras deben revisar sus recortes pronto y pueden ganar dinero a estos precios.

Se prevé que el consumo de metales -golpeado por la profunda contracción de la demanda de sectores claves como los vehículos y la construcción- no mostrará señales claras de recuperación hasta fines del último trimestre del 2009.

Y sin embargo los precios han subido, algunos con más justificación de los fundamentos que otros.

El cobre ha aumentado un 71 por ciento en lo que va del año, ayudado por las sustanciales compras chinas, y tocó un nuevo máximo de ocho meses de 5.300 dólares la tonelada el jueves.

Hasta el siempre relegado aluminio se ha recuperado recientemente, y en torno a los 1.650 dólares se ha trasladado a la columna positiva este año.

Pero los analistas creen que el creciente suministro es una amenaza para los precios de ese metal.

El aluminio ya está lidiando con excesivos inventarios en la Bolsa de Metales de Londres (LME por sus siglas en inglés), que en la actualidad se alejaron levemente de los máximos de casi 4,3 millones de toneladas.

El mercado se ha animado por las recientes caídas de las existencias y los crecientes niveles de metal asignado para entrega. Pero aún está en duda cuánto tiempo durará esto.

"Si vemos una recuperación de la producción de aluminio, pronostico un nuevo crecimiento de las existencias", dijo David Wilson, director de investigación de metales de Societe Generale.

Wilson estimó que de 1 millón a 2 millones y medio de toneladas por año de capacidad de fundición previamente ociosa se habían reiniciado en China. Una cantidad mucho mayor se encuentra esperando a ubicarse en línea al precio correcto, además de la enorme cantidad de nueva capacidad de producción.

Los precios más altos están ayudando a los balances de los productores por el momento.

Massimo Rossi, analista de la consultora CRU Group, dijo que sólo un tercio de la producción global de aluminio es negativa en efectivo a este nivel de precios. Cuando los precios valían alrededor de 1.400 dólares por tonelada, la proporción era del 55 por ciento.

En general, se cree que muy pocos productores de zinc y cobre -si es que los hay- están perdiendo dinero con los precios actuales.