11 de noviembre de 2019

AMP.- Bolivia.- Celebraciones y enfrentamientos marcan una noche de incertidumbre tras la dimisión de Morales

Seguidores del MAS prenden fuego a una quincena de autobuses en el sur de La Paz

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Miles de personas han salido este domingo a la calle en varios puntos del país para celebrar la dimisión de Evo Morales como presidente de Bolivia en el marco de una crisis desatada a raíz de las elecciones celebradas el pasado 20 de octubre.

Al ritmo de los caporales, los manifestantes y opositores se han reunido en torno al Obelisco de la ciudad de La Paz en el marco de una marcha a la que se ha sumado el líder opositor y candidato a las presidenciales, Carlos Mesa, que ha jugado un papel fundamental durante las protestas.

Según ha informado el diario local 'La Razón', los manifestantes han colgado muñecos que representan a Morales, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, la ministra de Sanidad, Gabriela Montaño, y el ministro de la Presidencia del Gobierno boliviano, Juan Ramón Quintana, de una pasarela en la avenida Pérez Velasco.

A las celebraciones se han sumado también cientos de manifestantes en la ciudad de Potosí, donde se han congregado en la plaza 10 de noviembre para expresar su satisfacción por la salida de Morales.

El líder cívico potosino Marco Pumari ha insistido en que los habitantes de la zona "no reconocen a Evo Morales como presidente" y ha vuelto a exigir a las Fuerzas Armadas que defiendan a los sectores movilizados.

DISTURBIOS Y QUEMA DE AUTOBUSES

En la zona sur de la localidad de La Paz, en Chasquipampa, se están viviendo momentos de mucha tensión después de que un grupo de seguidores del Movimiento Al Socialismo (MAS) del mandatario se enfrentaran a las fuerzas de seguridad y provocaran destrozos en la zona.

Entre los disturbios más graves se encuentra la quema de una quincena de autobuses, según informaciones del diario local 'Página Siete', que ha anunciado la suspensión de sus labores periodísticas este lunes por motivos de seguridad. "Todos sus periodistas y funcionarios han sido replegados. Por tal motivo, este lunes 11 de noviembre no circulará la edición impresa", señalan desde el periódico paceño.

El sistema de autobuses urbanos que opera en la ciudad, La Paz Bus, ha denunciado el ataque contra su servicio. "Han ingresado a nuestros predios y están apedreando los buses", señala en su cuenta de Twitter.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, ha alertado de que "grupos organizados por diputados y candidatos del MAS por la zona sur y El Alto están asaltando las estaciones de buses de La Paz Bus y las instalaciones del hospital La Portada". Además, Revilla ha advertido de que la "turba" ha amenazado "las casas de las autoridades municipales".

Un portavoz de la Policía ha asegurado a la emisora de radio Erbol que todas las unidades de La Paz están trabajando para controlar la situación "caótica" y ha destacado que se han pedido refuerzos en otros departamentos.

El líder del Comité de Defensa de la Democracia (CONADE) y rector de la Universidad Mayor de San Andrés, Waldo Albarracín --que resultó herido días después del inicio de las protestas--, ha denunciado que su vivienda de Cota Cota, en las afueras de La Paz, ha sido incendiada.

"Se está quemando mi casa de Cota Cota. Pido ayuda, por favor, traer extintores en la 34", ha aseverado en su cuenta de Twitter.

ENFRENTAMIENTOS EN EL ALTO

Por otra parte, en El Alto las fuerzas de seguridad han lanzado gas lacrimógeno en un intento de dispersar a una multitud reunida para mostrar su respaldo al dirigente boliviano, que se convirtió en el primer presidente indígena del país latinoamericano. Según medios locales, los comerciantes de la zona se han hecho con palos para defenderse en caso de que se produzcan saqueos.

Ante un incremento de la tensión, la Defensoría del Pueblo ha instado a la Policía de Bolivia a dar "estricto cumplimiento del artículo 251 del Código Penal resguardando la defensa de la sociedad y la conservación del orden público". "Reiteramos el pedido a la población en general y organizada a no afectar la propiedad pública y privada de los bolivianos", ha destacado.

La edil de la ciudad, Soledad Chapetón, ha denunciado que diversas "turbas" violentas están destrozando las infraestructuras de la Alcaldía de El Alto, donde existe un gran temor". Chapetón, que ha pedido ayuda a la Policía, ha alertado en un comunicado de que la localidad "necesita ayuda urgente".

"Las turbas de la destrucción y la violencia han amenazado con incendiar El Alto. Hay miedo en las calles y los hogares alteños. La noche es larga y necesitamos toda la ayuda posible para evitar una tragedia mayor. Exijo que de inmediato, las autoridades llamadas por ley asuman su responsabilidad institucional y resguarden nuestra ciudad", recoge el documento.

"El Alto siempre ha estado ahí para Bolivia. Hoy El Alto llama a Bolivia a estar con la valerosa ciudad de El Alto. Necesitamos su ayuda", añade. Sus palabras han tenido lugar después de que los vencidos de la localidad denunciaran la quema de las instalaciones de una fábrica de chocolates de El Ceibo.

En Cochabamba, donde se encuentra en este momento Morales, también se han registrado enfrentamientos entre seguidores del MAS y manifestantes que mantienen bloqueos en la zona de Tiquipaya, según 'Los Tiempos'.

LAS FFAA DESPLIEGAN EFECTIVOS Y PONEN EN MARCHA OPERACIONES

Las Fuerzas Armadas de Bolivia han anunciado la puesta en marcha de operaciones militares para contrarrestar a los grupos de choque afines al MAS, así como a aquellos grupos que "actúen fuera de la ley".

"En cumplimiento al mandato constitucional y las leyes en actual vigencia donde señalan que las únicas instituciones autorizadas para portar armas son las FFAA y la Policía Nacional, el Mando Militar ha ordenado la ejecución de operaciones militares aéreas, terrestres para neutralizar a grupos armados que se encuentran actuando fuera de la ley", han informado en un comunicado.

La renuncia de Morales se ha producido después de que la Organización de los Estados Americanos (OEA) anunciara haber detectado irregularidades en el marco de las elecciones celebradas el pasado 20 de octubre, en las que proclamó su victoria a pesar de las denuncias de fraude por parte de la oposición.