11 de noviembre de 2019

AMP.- Bolivia.- Maduro condena el "golpe de Estado" contra Morales y llama a movilizarse por los indígenas bolivianos

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha condenado el "golpe de Estado" del que, según él, ha sido víctima su homólogo de Bolivia, Evo Morales, al tiempo que ha llamado a movilizarse para defender a los indígenas de dicho país.

"Condenamos categóricamente el golpe de Estado consumado contra el hermano presidente" Morales, ha escrito Maduro en su Twitter.

"Los movimientos sociales y políticos del mundo nos declaramos en movilización para exigir la preservación de la vida de los pueblos originarios bolivianos víctimas del racismo", ha añadido.

En este sentido, el dirigente venezolano ha alertado de que la vida de Morales "corre peligro", por lo que ha pedido que se "salve a Evo Morales porque los fascistas son fascistas". "Con su racismo y odio creen que llegó la hora de acabar con la vida de Evo", ha aseverado en declaraciones a la cadena de noticias estatal VTV.

"Levantemos la bandera de la defensa de la democracia en Bolivia, no aceptemos este golpe de Estado y cuidemos la vida del compañero Evo Morales que está en peligro", ha insistido.

Ante la posibilidad de que el hasta entonces presidente de Bolivia sea detenido por opositores, Maduro ha recalcado que es necesario realizar una vigilia para proteger la integridad física "del gran líder indio del sur".

Según la agencia de noticias venezolana AVN, el mandatario también ha acusado a la Organización de Estados Americanos (OEA) de formar parte del presunto golpe de Estado. Mientras, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ha convocado una gran jornada de movilizaciones en rechazo a lo sucedido en el país vecino.

"Esto no tiene que ver con movimientos sindicales, eso tiene que ver con movimientos de burguesía", ha expresado el vicepresidente de la formación, Diosdado Cabello.

Morales, primer presidente indígena de su país elegido en 2006, ha presentado su renuncia este domingo después de las irregularidades detectadas por la OEA en el recuento de dichos comicios, en los que el mandatario había proclamado su victoria pese a que la oposición denunciaba fraude.