21 de noviembre de 2019

AMP.- Burkina Faso.- Muere un gendarme y 18 "terroristas" son "neutralizados" tras un ataque en el norte de Burkina Faso

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Al menos un gendarme de Burkina Faso ha muerto y otros 18 "terroristas" han sido "neutralizados" este miércoles tras un ataque ejecutado contra una posición de las fuerzas de seguridad en la localidad burkinesa de Arbinda, situada en la provincia de Soum (norte).

El Ministerio de Defensa burkinés ha señalado en un comunicado que el ataque ha sido perpetrado contra unas instalaciones en las que están apostados agentes de la Gendarmería y ha recalcado que ha sido repelido "gracias a una respuesta rápida y vigorosa de los gendarmes".

Asimismo, ha indicado que un total de siete gendarmes han resultado heridos, dos de los cuales se encuentran en estado grave y han sido trasladados por vía aérea a la capital del país, Uagadugú.

El comunicado, recogido por el portal burkinés de noticias Infowakat, detalla además que los enfrentamientos se han saldado con la incautación de doce motocicletas y armamento, entre el cual figuran trece fusiles de asalto tipo Kalashnikov, un lanzacohetes, dos cohetes y cargadores.

Las fuerzas del país africano se han incautado igualmente ocho teléfonos móviles, una cámara, un GPS y diez transmisores.

Por su parte, el jefe del Estado Mayor de la Gendarmería Nacional ha presentado sus condolencias al familiar del gendarme fallecido y ha deseado una "rápida recuperación" a los heridos. "Más que nunca, invitamos a la población a mostrar colaboración", ha zanjado.

La provincia de Soum se encuentra en la región del Sahel, la más golpeada por la insurgencia yihadista en Burkina Faso. Precisamente, en octubre murieron una veintena de personas en un ataque en Arbinda.

Burkina Faso ha venido registrando en los últimos meses una creciente actividad de grupos yihadistas. En el país operan Ansarul Islam, un grupo terrorista autóctono, así como el Grupo para el Apoyo del Islam y los Musulmanes (JNIM), una organización yihadista que aglutina a otras cuatro, entre ellas AQMI y Al Murabitún, y en menor medida Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS).

Según el 'think-tank' Africa Center for Strategic Studies (ACSS), el número de ataques obra de estos grupos pasó de tan solo tres en 2015, a doce en 2016, 29 en 2017 y 137 en 2018.

Además, se ha intensificado la violencia intercomunitaria, que enfrenta principalmente a pastores con agricultores y que ha provocado el desplazamiento de miles de personas.