12 de mayo de 2019

Guaidó ordena a su "embajador" en EEUU iniciar una colaboración con el Pentágono

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó, ha revelado este sábado que ha ordenado a su representante en Estados Unidos, Carlos Vecchio, ponerse en contacto con el comandante del Comando Sur de las Fuerzas Armadas estadounidenses, el almirante Craig Faller, para establecer relaciones de "cooperación".

"Hemos instruido al embajador Carlos Vecchio de inmediato a que se reúna con el Comando Sur para establecer relación directa en materia de cooperación. En todo momento he hablado de cooperación. La intervención ya existe, y es la penetración del ELN y los cubanos", ha afirmado Guaidó en referencia a la guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"En paralelo hemos hablado con el Grupo de Lima y con el Grupo de Contacto. Recibimos una comunicación de la diplomacia de China donde dicen que se aproxima una solución a través del Grupo de Contacto", ha añadido el dirigente del partido Voluntad Popular.

En este sentido, Guaidó ha agradecido al Gobierno de Colombia por la solicitud y acuerdo que establece acciones directas contra el ELN ya que, según informa el diario 'El Universal', el 50 por ciento de esta guerrilla colombiana estaría operando en territorio venezolano.

"Hay información adicional del mismo Maduro, de que había facilitado recursos de inteligencia a miembros del ELN. Esto significa que el régimen de Maduro patrocina el terrorismo internacional", ha dicho Guaidó y ha recogido este mismo diario.

"Luego del mensaje que envió el Almirante Faller, hemos instruido a nuestro embajador Carlos Vecchio a que se reúna con el Comando Sur para establecer una relación directa y alcance en materia de cooperación para atender la emergencia humanitaria compleja", ha señalado Guaidó a través de la red social Twitter.

Asimismo ha anunciado que enviarán una carta al secretario general de la OEA, Luis Almagro para iniciar los procesos de reincorporación al TIAR. "Avanzamos en esa dirección, evaluando responsablemente la mejor opción, la que genere el cambio de forma más rápida para salir de esta crisis profunda que vivimos", ha añadido.

El Gobierno del entonces presidente Hugo Chávez ordenó en 2012 la retirada de Venezuela del SIDH y el TIAR, por considerar que eran instrumentos regionales al servicio de los intereses estadounidenses, aunque la decisión no se hizo efectiva hasta un año después, ya bajo la Presidencia de Nicolás Maduro.

El SIDH se apoya en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, conocida en la región como el Pacto de San José, que crea dos instituciones, la Comisión y la Corte interamericanas de Derechos Humanos, para velar por el cumplimiento de los derechos reconocidos en la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En cuanto el TIAR, bautizado como Tratado de Río, y del que Venezuela se retiró al mismo tiempo que Ecuador, Bolivia y Nicaragua, recoge una especie de cláusula de defensa colectiva que permitiría actuar a los demás países firmantes en caso de una agresión contra uno de ellos.

Además, Guaidó ha explicado que ha estado en contacto con integrantes de las Fuerzas Armadas de Venezuela para lograr deponer a Maduro. "No tenemos miedo de decir que sí hemos hablado con la Fuerza Armada y con todos los que están dispuestos a abonar para el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres. Hay una clara división y ruptura en la Fuerza Armada y son más los que se van a pronunciar", ha apuntado.

Guaidó como dirigente opositor ha impulsado diversas maniobras de movilización contra el presidente Nicolás Maduro, una de las últimas el 30 de abril cuando encabezó una rebelión fallida de parte de las Fuerzas Armadas, a las que ha instado en numerosas ocasiones a renegar de Maduro.

"Entiendo la frustración que sentimos hoy porque se mantiene esta tragedia. La opción no es quedarnos en casa esperando, la opción es mantenernos exigiendo nuestros derechos en las calles. Estamos cada vez más cerca de construir la transición a la democracia. Claro que quisiéramos que hubiera sido antes, pero llegamos al punto de no retorno", ha afirmado Guaidó.

Por el momento ni Vecchio ni el departamento de prensa del Comando Sur han respondido a las peticiones de comentario de la prensa, aunque la Administración estadounidense ha reiterado en diversas ocasiones que "todas las opciones están sobre la mesa" en referencia a una posible intervención militar.

CRISIS POLÍTICA

La crisis política en Venezuela se agravó el 10 de enero, cuando Maduro decidió iniciar un segundo mandato de seis años que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional porque consideran que las elecciones presidenciales del 20 de mayo fueron un fraude.

En respuesta, Guaidó se autoproclamó mandatario interino el 23 de enero con el objetivo de cesar la "usurpación", crear un gobierno de transición y celebrar "elecciones libres". El 30 de abril, anunció el inicio de la 'Operación Libertad' para derrocar a Maduro, asegurando que contaba con el apoyo de "un grupo importante" de militares.

Sin embargo, la cúpula militar ratificó su lealtad al dirigente bolivariano, por boca del ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y Maduro dio por derrotada la "escaramuza golpista" amenazando con acciones judiciales a los implicados.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Política