13 de enero de 2020

AMP2.- Bolivia.- Áñez acusa a Morales de querer "sembrar terror y violencia" en Bolivia tras su alusión a las milicias

La presidenta del Senado, del MAS, no considera "adecuada" la idea de Morales

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

La autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, ha criticado las alusiones de su antecesor Evo Morales sobre la posible creación de "milicias armadas" y ha subrayado la "vocación democrática" de la ciudadanía frente a quienes quieren "sembrar terror y violencia".

"Las declaraciones de Morales solo demuestran que la paz, la reconciliación y la democracia nunca fueron opciones para él", ha declarado Áñez, en un mensaje de Twitter publicado tras la difusión de unas declaraciones del anterior presidente, refugiado en Argentina.

Áñez, que se autoproclamó presidenta tras la dimisión de Morales el 10 de noviembre, ha advertido de que, "ante la intención de sembrar terror y violencia, sólo encontrarán al pueblo boliviano unido". "Y frente a las amenazas nuestra más profunda vocación democrática", ha apostillado.

La mandataria boliviana ha reaccionado de esta forma a una conferencia de Morales recogida por varios medios y en la que el ex presidente apuntó que fue "un error garrafal" no contar con un "plan B" para sofocar las revueltas tras las elecciones del 20 de octubre.

"Si de acá a poco tiempo, si volviera, hay que organizar --como en Venezuela-- milicias armadas del pueblo", aseguró, ya que, en su opinión, se produjeron actos violentos sin que la Policía actuara.

Este lunes, Morales ha seguido la misma línea, defendiendo en Twitter la capacidad del pueblo a organizarse, con menciones expresas a "rondas campesinas, guardia comunal y otras formas ancestrales por su seguridad".

Así, ha preguntado "cómo se puede garantizar paz y democracia en un Estado sin derecho si el Gobierno 'de facto' de Bolivia usa, por decreto, a las Fuerzas Armadas para masacrar y perseguir al pueblo indefenso".

"La paz, la reconciliación y la unidad en Bolivia solo se lograrán restituyendo el Estado de derecho, eliminando los grupos de motoqueros y luchando, en definitiva, contra la desigualdad, discriminación y pobreza", ha agregado el líder indígena.

Las palabras de Morales han provocado una ola de reacciones. Para el ex presidente Jorge Quiroga, que ha lanzado su candidatura a las elecciones presidenciales del 3 de mayo, han servido para revelar su "naturaleza de hombre cobarde y violento, desenmascarando la farsa que vendió al mundo, mostrándose como hombre de democracia".

En la misma línea se ha pronunciado el también ex presidente Carlos Mesa, que compite igualmente el 3 de mayo. "Primero quiso cercar las ciudades y ahora sugiere armar a grupos irregulares y violentos para enfrentar a los bolivianos (...). Estas amenazas recurrentes muestran las verdaderas intenciones de Evo Morales", ha dicho en Twitter.

Desde el Movimiento Al Socialismo (MAS) de Morales, la presidenta del Senado, Eva Copa, también se ha posicionado en contra de la idea de Morales. "No me parece adecuada", ha dicho en declaraciones a la prensa, según informa el diario boliviano 'Los Tiempos'.

"Estamos tratando de salir de un momento muy difícil, no creo que la violencia se solucione con la violencia. Pero pienso que pasa porque a él, como presidente, no le han dado la seguridad que se merecía por parte de la Policía y de las Fuerzas Armadas", ha explicado.

Morales se considera víctima de un "golpe de Estado" porque la Policía y las Fuerzas Armadas le pidieron que renunciara después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) detectara "irregularidades" en las elecciones presidenciales del 20 de octubre, que dieron inicio a la actual crisis política.