27 de julio de 2019

EEUU y Guatemala firman el acuerdo migratorio tras las amenazas de Trump

El acuerdo tendrá una vigencia de dos años y podrá renovarse antes de su vencimiento

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de Estados Unidos y Guatemala han firmado este viernes el acuerdo migratorio para que Guatemala se convierta en un tercer país seguro y acoger allí a los solicitantes de asilo mientras se resuelven sus procesos en la potencia norteamericana.

"Hemos estado trabajando desde hace mucho con Guatemala y ahora podemos hacerlo de la forma correcta", ha dicho el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, según la Casa Blanca.

Así, ha sostenido que este acuerdo "lleva a la quiebra a los 'coyotes' y los traficantes de personas", a los que ha descrito como "malas personas", antes de recalcar que el pacto "dará seguridad a los solicitantes de asilo legítimos".

Trump ha dicho que expandirá además el acceso al programa de visados para ayudar a empresas, granjas y ranchos. "Vamos a hacer eso mucho más fácil", ha señalado, al tiempo que ha resaltado que quiere que los migrantes cualificados sigan llegando a Estados Unidos.

El mandatario ha defendido además que el pacto "pondrá fin a los abusos generalizados del sistema y a la paralizante crisis en la frontera", antes de adelantar que pronto firmará acuerdos similares con otros países.

El Gobierno de Guatemala ha confirmado la firma del acuerdo y ha destacado que se enmarca en un proceso de conversaciones con Estados Unidos "con el objetivo de contrarrestar graves repercusiones económicas y sociales, que son de dominio público".

Así, ha confirmado una "cooperación conjunta" con las autoridades de Estados Unidos que afectará a "personas de nacionalidad salvadoreña y hondureña", si bien no ha dicho si ello implica que haya aceptado convertirse en un tercer país seguro.

"A corto plazo, en los próximos días será suscrito por el Ministerio de Trabajo y Previsión Social un convenio mediante el cual se otorgarán visas de trabajo en el área agrícola, las que permitirán a los guatemaltecos viajar de forma legal hacia Estados Unidos, evitar ser víctimas de estructuras criminales, trabajar de forma temporal y retornar a Guatemala, con lo que se fortalecerá la unidad familiar", ha resaltado.

"A mediano y largo plazo, también se otorgarán visas para los sectores de construcción y servicios", ha dicho el Ministerio de Exteriores guatemalteco en un comunicado, antes de añadir que "el Gobierno de Guatemala reitera su compromiso de velar por la protección a la persona y la familia, buscando el bien común de sus habitantes".

Este acuerdo tendrá una vigencia de dos años y podrá renovarse antes de su vencimiento, según el documento oficial que ha sido publicado por el Gobierno de Guatemala. Además, cualquier parte podrá dar por terminado este acuerdo --que será revisado cada tres meses-- con tres meses de antelación.

Este documento establece que tanto Estados Unidos como Guatemala podrán "intercambiar información cuando sea necesario con sujeción a las leyes y reglamentación nacionales".

El artículo tres de este acuerdo informa de que "Guatemala no retornará ni expulsará a solicitantes de protección en su país, al menos que el solicitante abandone la solicitud o que esta sea denegada" y especifica que durante el proceso del traslado, las personas sujetas a este acuerdo "serán responsabilidad de EEUU".

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, ha celebrado el "fortalecimiento" de la relación bilateral entre ambos países. "El Gobierno de Guatemala seguirá fortaleciendo sus lazos de amistad y cooperación con EEUU, siempre en apego a nuestra legislación, la defensa de la soberanía y la defensa de los Derechos Humanos", ha indicado a través de Facebook.

Además ha señalado que estas negociaciones evitan sanciones "drásticas" para Guatemala; sanciones que, según ha explicado, iban orientadas a "golpear fuertemente la economía, como gravámenes a las remesas que diariamente envían nuestros hermanos, así como, la imposición de aranceles a nuestros productos de exportación y restricciones migratorias".

LAS AMENAZAS DE TRUMP

El acuerdo ha sido firmado en el Despacho Oval, apenas unos días después de que Trump amenazara a Guatemala con represalias económicas si no estampaba su rúbrica en el pacto.

"Guatemala, que ha estado formando caravanas y enviando a una gran cantidad de gente, algunos con antecedentes penales, a Estados Unidos, ha decidido romper el acuerdo que tenía con nosotros para firmar un necesario Acuerdo de Tercer País Seguro", dijo en Twitter.

Trump reveló el pasado mes de junio que Estados Unidos negociaba con Guatemala un acuerdo similar al alcanzado con México, pero la semana pasada la Corte Constitucional (CC) de la nación centroamericana, en respuesta a tres recursos, condicionó la firma del mismo a que el Parlamento diera antes su visto bueno.

En respuesta, Morales alertó de que la decisión de Washington "deriva de una serie de acciones contraproducentes de la CC, que en reiteradas ocasiones ha dictaminado en contra del contenido y espíritu de nuestra Constitución".

Estados Unidos ha endurecido su política migratoria en respuesta a las decenas de miles de personas que el pasado mes de octubre empezaron a marchar en caravana desde El Salvador, Honduras y Guatemala a través de México para alcanzar suelo estadounidense, si bien la mayoría se han quedado varadas en la frontera sur de la potencia norteamericana.

La Administración Trump pretende que los países emisores endurezcan los controles migratorios y se ocupen de los migrantes deportados por Estados Unidos hasta que se resuelvan sus proceso de asilo, bajo amenaza de retirar las ayudas que reciben desde Washington. En el caso de México, con quien ya hay acuerdo, amenazó con un arancel a las importaciones mexicanas.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Política