18 de enero de 2019

Al menos nueve muertos por la explosión de un coche bomba en una escuela de Policía de Bogotá

Las autoridades ya han identificado al autor material e investigan si fue un atentado suicida

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

Al menos nueve personas han muerto y 65 han resultado heridas este jueves a causa de la explosión de un coche bomba en la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, en Bogotá, en lo que las autoridades colombianas sospechan que sería un atentado suicida.

Sobre las 9.30 (hora local) una camioneta ha rebasado los controles de seguridad y ha irrumpido en las instalaciones policiales. Minutos después, el vehículo ha estallado con el conductor dentro a la altura del patio donde suelen celebrarse los desfiles. En ese momento, se celebraba una ceremonia de ascensos.

En un principio, el alcalde capitalino, Enrique Peñalosa, había confirmado un balance de cinco muertos y diez heridos. "Sin embargo, aún no tenemos una información completa", apostilló en declaraciones a la prensa.

El Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE) ha indicado que entre las víctimas hay dos extranjeros, una ecuatoriana y un panameño. El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha confirmado que la ecuatoriana Erika Chicó ha perdido la vida. "Mi más sincero pésame", ha dicho en Twitter.

El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, ha anunciado en rueda de prensa que el conductor, al que se ha referido como "autor material", ha sido identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez. Las autoridades investigan si se trata de un atentado suicida.

El jefe del Ministerio Público ha precisado que el vehículo, una Nissan Patrol del 93, estaba cargada con 80 kilos de pentolita, un potente explosivo que se obtiene de la mezcla de TNT y pentrita y que suele utilizarse en la fabricación de minas antipersona.

"Tenemos la certeza, señor presidente, de que en el curso de las próximas horas podremos dar mayor información porque estamos orientados establecer quiénes son los determinadores o autores intelectuales de este acto terrorista", ha declarado Martínez.

"NO QUEDARÁ IMPUNE"

El presidente, Iván Duque, que estaba en Chocó para celebrar un consejo con la cúpula militar, ha anunciado su regreso inmediato a Bogotá para realizar una reunión de emergencia con los altos mandos de seguridad. "Vamos al lugar de los hechos", ha escrito en Twitter.

Duque ha inspeccionado la escuela de cadetes y desde allí ha dado órdenes a la Fuerza Pública --policías y militares-- para determinar "quiénes son los responsables de este cobarde ataque".

El líder conservador ha dejado claro que su Gobierno no dará "ni un paso atrás". "Este demencial acto terrorista no quedará impune (...) Los colombianos nunca nos hemos sometido al terrorismo", ha enfatizado.

El expresidente colombiano Juan Manuel Santos ha expresado su "rechazo absoluto al cobarde atentado". "Toda mi solidaridad con nuestros héroes de la Policía y sus familias", ha dicho en Twitter. "¡Qué dolor el carro bomba a la Escuela de Policía!", ha dicho por la misma vía el también expresidente Álvaro Uribe.

De momento, se desconoce la autoría del ataque. En Colombia actúan numerosos grupos armados, entre los que destaca el Ejército de Liberación Nacional (ELN), ahora la primera guerrilla del país.

PROCESO DE PAZ

Este atentado ha acabado con una etapa relativamente tranquila en Colombia gracias al proceso de paz con la antigua guerrilla de las FARC y el ELN.

'Pastor Alape', uno de los dirigentes del partido político surgido de las FARC, que firmó la paz con el Gobierno de Santos en 2016, ha condenado lo ocurrido. "Nuestra solidaridad con los familiares de los policías", ha indicado.

En su opinión, se trata de "una provocación contra la salida política al conflicto". "Busca cerrar posibilidades de acuerdo con el ELN, deslegitimar las movilizaciones sociales y favorecer a sectores guerreristas", ha sostenido.

Santos también inició un diálogo de paz con el ELN en febrero de 2017 pero con la llegada de Duque a la Casa de Nariño, el pasado mes de agosto, quedó suspendido. La tensión se ha vuelto a disparar este jueves después de que el ELN haya reconocido el secuestro de la tripulación de un helicóptero derribado.

CONDENA INTERNACIONAL

Los países de la región, incluido Venezuela, han trasladado a Duque su firme condena al primer gran atentado que sufre Colombia desde hace años.

Moreno ha anunciado que su vicepresidente, Otto Sonnenholzner, se trasladará "inmediatamente" a Bogotá para ayudar en la repatriación de los restos de la ecuatoriana fallecida y atender a los ciudadanos ecuatorianos que han resultado heridos.

También ha ratificado el compromiso de Ecuador "con los países hermanos en la lucha contra el terrorismo y toda forma de violencia". "Los responsables de este crimen deberán pagar por haber enlutado a familias humildes e inocentes de la región", ha subrayado.

"Nuestra enérgica condena ante el atentado terrorista ocurrido en la Escuela de Policías de Colombia", ha dicho, por su parte, el presidente panameño, Juan Carlos Varela.

En Chile, Sebastián Piñera, ha reiterado "su más decidido respaldo al Gobierno (de Duque) en sus denodados esfuerzos por erradicar el terrorismo y consolidar la paz en Colombia, a fin de alcanzar los objetivos nacionales de un desarrollo integral del pueblo colombiano que todos deseamos".

Duque también ha recibido palabras de aliento de la Venezuela de Nicolás Maduro, a pesar de la ruptura que se ha producido entre Caracas y la mayoría de gobiernos latinoamericanos, entre ellos el de Colombia, a cuenta del segundo mandato del líder 'chavista'.

Venezuela ha condenado el "acto terrorista", ha manifestado "sus condolencias y solidaridad al pueblo colombiano" y ha hecho votos por que "los responsables sean capturados y puestos a la orden de las autoridades correspondientes", de acuerdo con un comunicado del Ministerio de Exteriores.

En la misma línea se ha expresado el mandatario boliviano, Evo Morales: "Nuestra solidaridad con el hermano pueblo de Colombia (...) Condenamos este hecho violento y enviamos nuestras condolencias a las familias de las víctimas.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha apelado a la unidad de la región "en contra de estas acciones terroristas". Hay que "enfrentar la violencia donde sea que ocurra", ha recalcado.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha condenado y "repudiado enérgicamente el atentado terrorista que tuvo lugar en Colombia" en su cuenta de Twitter y ha expresado toda "su solidaridad con nuestros hermanos colombianos en este momento difícil, especialmente los parientes de las víctimas".

"Estamos siguiendo de cerca el desarrollo de los hechos. Hago extensiva mi mano al presidente Iván Duque y reafirmo el compromiso de Brasil de luchar duramente contra el terrorismo y el crimen organizado. ¡Cuente con nosotros!", ha expresado.

Para leer más