23 de mayo de 2012

AMPL.- Cuba.- El Congreso insta a promover desde la UE la reconciliación del pueblo cubano

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El Congreso ha instado al Gobierno a que promueva desde la UE la reconciliación del pueblo cubano, dentro de una "acción decidida a favor de la transición a la democracia, sin exclusión de ninguna opción ideológica".

La Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja ha aprobado una proposición no de ley presentada por el PP junto a CiU, PNV y UPN, pero que contó con la abstención del PSOE.

La iniciativa "cuenta con el apoyo y es asumida de forma plena" por destacados activistas cubanos como Berta Soler (Damas de Blanco), Oswaldo Paya (Movimiento Cristiano de Liberación), Guillermo Fariñas, Elisardo Sánchez, Yoani Sánchez, Reinaldo Escobar, Manuel Cuesta Morua, José Daniel Ferrer o Dagoberto Valdés, ha subrayado el diputado 'popular' Teófilo de Luis.

"Hoy las democracias occidentales", aseguró el diputado, "acompañan, protegen y ayudan a muchos pueblos que desde la dictadura trabajan por la libertad y los Derechos Humanos". "Esta iniciativa pretende poner a Cuba en esa misma política internacional, es coherente con la posiciones marcadas por el Gobierno de España y entendemos que será especialmente bien recibida en el seno de la Unión Europea", concluyó.

La misma Comisión aprobó otra iniciativa sobre Cuba, esta vez presentada por UPyD, que pide al Gobierno que mantenga la Posición Común de la UE hacia Cuba, que condiciona una cooperación plena con la isla a que mejoren los Derechos Humanos y se produzcan avances hacia la democratización del país.

Esta proposición no de ley, apoyada por PP y CiU, rechazada por el PSOE y con la abstención del PNV, insta al Ejecutivo a "denunciar sin excepciones la grave situación de derechos humanos que se vive actualmente en Cuba" al tiempo que le pide "apoyar en el exterior a los defensores de derechos humanos en la isla garantizándoles el derecho de asilo cuando fuere necesario".

La iniciativa apuesta por una cooperación entre la UE y Cuba que se limite, hasta que no haya cambios significativos en la isla, a la ayuda humanitaria, la seguridad alimenticia, la protección del medioambiente y la capacitación de la sociedad civil.