3 de febrero de 2015

El año electoral 2015 en América Latina: menos comicios pero más en juego

El año electoral 2015 en América Latina: menos comicios pero más en juego
HO NEW / REUTERS

MADRID, 3 Feb. (Notimérica) -

   Aunque 2015 parece un año tranquilo en América Latina en términos electorales, sobre todo si lo comparamos con 2014, que ha contemplado siete elecciones presidenciales en la región, lo cierto es que este año la aparente serenidad esconde tras de sí un periodo en el que se van a tomar importantes decisiones políticas, sociales y económicas en las urnas.

   El año pasado hubo elecciones presidenciales en El Salvador, Costa Rica, Panamá, Colombia, Brasil, Bolivia y Uruguay, mientras que este año sólo habrá dos comicios presidenciales en Guatemala y Argentina. Sin embargo tendrán lugar tres elecciones legislativas en El Salvador, México y Venezuela, en las que hay mucho en juego.

   El año que hemos dejado atrás se ha caracterizado por la continuidad de los partidos que ocupaban el poder, en cinco de los siete casos, además de la reelección de líderes --Juan Manuel Santos (Colombia), Evo Morales (Bolivia) y Dilma Rousseff (Brasil)--. Sin embargo, este 2015 es posible que abunden los cambios, según afirma Llorente y Cuenca en su informe 'Elecciones en 2015: Cambio de Ciclo económico y político en América Latina'.

ELECCIONES PRESIDENCIALES EN GUATEMALA Y ARGENTINA.

   Según el estudio, tanto en Argentina y Guatemala el asiento presidencial está discutido. Mientras las oposiciones cuentan con muchas opciones de ganar, los oficialismos también podrían mantenerse en el poder.

   En Guatemala, si nos fijamos en su historia, todo indica que habrá un cambio. Desde 1990 nunca ha repetido victoria electoral un mismo partido. El derechista y oficialista Partido Patriota de Otto Pérez Molina está "muy desgastado", mientras que "la economía sigue creciendo muy lentamente" y el mandatario "ha acabado enfrentado a la élite empresarial".

   La oposición del país centroamericano está encarnada en Manuel Baldizón, que algunos tachan de populista por no tener una ideología definida, y que busca hacer frente al oficialismo aliándose con otros partidos.

    Mientras tanto, en Argentina, una batalla también muy abierta tiene lugar. Debido a que la mandataria, Cristina Fernández de Kirchner, no volverá a optar a la presidencia, el telón se abre con tres principales candidatos: el oficialista y gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli; el opositor de centroderecha y alcalde también de la capital, Mauricio Macri, y el peronista disidente Sergio Massa, que dejó el Gobierno por diferencias con la presidenta.

   Sin embargo, de momento ninguno de los tres es capaz de aunar más del 20 o 30 por ciento de la intención de voto, dependiendo de las encuestas. Fernández de Kirchner, que aunque ha sido diana de muchas críticas durante su mandato sigue siendo figura dominante en la política del país, hasta la fecha no ha mostrado su respaldo a nadie.

Relacionadas

   Según apunta el informe, la decisión de la mandataria "vendrá dada por el candidato que le garantice conservar mayor cuota de poder e influencia y alcanzar buenos resultados en las elecciones de 2015".

LEGISLATIVAS EN EL SALVADOR, MÉXICO Y VENEZUELA

   En 2015 tres países celebran elecciones legislativas que pueden tener consecuencias en el futuro: El Salvador, México y Venezuela.

   Todo indica que las elecciones perpetuarán la polarización política que caracteriza al El Salvador desde el final de la guerra civil que vivió a principios de los 90.

   El gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), liderado por Salvador Sánchez Cerén, tratará de conseguir en las urnas la mayoría parlamentaria que perdió en los comicios de 2012. Sin embargo, es probable que la polarización persista en las cámaras.

   En México las elecciones legislativas que se disputarán el 7 de junio también son decisivas. Aunque sólo hace unos meses el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tenían las de ganar, tres escándalos recientes lo han sacudido en su sillón presidencial: los asesinatos por parte de miembros del Ejército en Tlatlaya, la desaparición de los 43 estudiantes 'normalistas' de Ayotzinapa y el escándalo de supuesta corrupción con la 'casa blanca'.

   Las críticas han aumentado y se han multiplicado fuera y dentro del país, mientras que el Gobierno ha perdido mucha de su credibilidad y la economía no acaba de arrancar. En estas legislativas puede que abunden los votos de castigo que dejen muy debilitado al mandatario para el próximo trienio.

   Por último, también se tomarán importantes decisiones en las urnas venezolanas. Las elecciones se presentan como una gran oportunidad para los partidos opositores al 'chavismo' reunidos en la Mesa de Unidad Nacional (MUD), que aunque han atravesado graves crisis internas, finalmente han decidido que la unión hace la fuerza.

   El momento parece ser caldo de cultivo para un cambio inaudito --el 'chavismo' es mayoría desde 1999--. Una economía lastrada por una inflación que rondará el 60% y una caída del precio del petróleo que ha situado el barril de crudo a finales de 2014 por debajo de los 60 dólares, pueden ser algunos de los motivos.

   Sin embargo, el Gobierno venezolano va a hacer un gran esfuerzo para vencer en las elecciones de 2015 ya que "ha desenterrado el hacha de guerra con Estados Unidos" y la movilización del voto será muy intensa.

   Por último y como una muestra más de la importancia de 2015 en términos electorales, encontramos que Perú y República Dominicana tendrán un año preelectoral no por ello menos decisivo en la determinación de su futuro político.

     TE PUEDE INTERESAR... 

     ¿Cómo actualizar la política en América Latina?

     América Latina apuesta por la continuidad de sus Gobiernos en 2014