18 de marzo de 2016

Anulan la orden que suspendía el nombramiento de Lula da Silva como ministro

Anulan la orden que suspendía el nombramiento de Lula da Silva como ministro
GETTY

BRASILIA, 13, (Notimérica)

El juez federal Itagiba Catta Preta Neto dictaminó una orden que suspendía el nombramiento del expresidente de Brasil, Inácio Luiz Lula da Silva, como ministro de la Casa Civil del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, que ha sido anulada por el juez federal y presidente de la Corte Regional de la primera región en Brasilia, Candido Ribeiro.

Además, se han presentado otras diez acciones frente a la Corte Suprema de Brasil, pidiendo la prohibición del nombramiento de Lula como ministro de la Presidencia, según ha informado la agencia estatal de noticias Agencia Brasil.

Poco después de la ceremonia celebrada este jueves por la mañana, en la que Lula da Silva tomaba juramento como ministro de la Casa Civil en Brasil, el juez suspendió su nombramiento.

Según la ley, la decisión de Catta Preta Neto tenía efecto inmediato, hasta que no hubiera una nueva decisión judicial el expresidente de Brasil no podría ser ministro de Rousseff, y no estaría protegido por el fuero. Sin embargo, dicho fallo ha quedado sin efecto después del pronunciamiento de Ribeiro.

Por su parte, la Abogacía General de la Unión ha anunciado que va a recurrir de inmediato la decisión que ha dictaminado el juez.

La Fiscalía de Sao Paulo ha presentado acusaciones formales contra Lula y ha pedido su detención preventiva por enriquecimiento ilícito, acusación de la que el brasileño siempre se ha declarado inocente.

Este miércoles se dio a conocer un audio en el que se podía escuchar una conversación entre el expresidente y la mandataria, en la que Rousseff presuntamente evitaba la posible detención de Lula.

Según la conversación divulgada por las autoridades brasileñas, Rousseff le envió un documento con su nombramiento como ministro, para que lo utilizara en "caso de necesidad".

La conversación fue interceptada de forma legal, autorizada por el juez Sergio Moro, quien investiga la posible participación del exmandatario en el escándalo de corrupción de la petrolera estatal Petrobras.

Tras la publicación de dicho audio, la presión sobre el Gobierno de Rousseff ha aumentado y muchos brasileños piden su dimisión con miles de manifestaciones al grito de "¡Fuera Dilma!".