4 de febrero de 2006

Apoyo Crónica C.Rica (2).- Ottón Solís confía en que el "voto escondido" le dará el triunfo

SAN JOSE, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El candidato a la Presidencia de Costa Rica por Acción Ciudadana (PAC) Ottón Solís se perfila como uno de los firmes aspirantes a suceder Abel Pacheco con un 31,5% de las preferencias de intención de votos, según las últimas encuestas del país. Solís apuesta a que "el voto escondido" le dará el triunfo mañana sin necesidad de recurrir a segunda ronda.

Ottón Solís, de 51 años, y el partido Acción Ciudadana (PAC) surgieron en el 2000 de un descontento con el tradicional Liberación Nacional, que postula al ex presidente Oscar Arias (1986-1990), y sus posiciones se han distanciado con el tiempo.

Mientras Arias defiende el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y mantiene una posición pro empresarial, Solís, nacido en el seno de una familia ligada al agro en el sur costarricense, considera que el acuerdo debe ser renegociado.

En cuatro años tampoco varió su postura en temas como la privatización de empresas estatales, a lo cual se opone alegando que una adecuada gerencia, sin corrupción, puede llevar a Costa Rica al desarrollo sin necesidad de "sacrificar" esos activos.

Aunque tiene formación como economista, con estudios en la universidad de Manchester en Inglaterra, su experiencia está más ligada a la política, a la cual ingresó en 1986 cuando fue nombrado ministro de Planificación durante el Gobierno de su actual rival, Arias.

Con 51 años de edad, casado, cuatro hijas y una casa al sureste de la capital donde siembra lo que puede, Solís es un conservador, pero sobre todo un proteccionista del sector agrícola, al cual apeló durante la campaña basado en sus raíces campesinas.

Sus propuestas le han ganado que lo tilden de intransigente y hasta de "talibán", como lo llamó Arias al calificarlo además de "inflexible", a lo que Solís le respondió tachándolo de "dictadorcito".