19 de enero de 2006

Argentina.- Unos 200 manifestantes se concentran frente al Ministerio de Exteriores contra las papeleras de Fray Bentos

BUENOS AIRES, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

Unas 200 personas realizaron este mediodía una manifestación frente a la sede del Ministerio argentino de Exteriores, en la ciudad de Buenos Aires, para expresar su rechazo a la instalación de dos plantas de celulosa en la ciudad uruguaya de Fray Bentos, un tema polémico que ha provocado roces entre los Gobiernos de los presidentes Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez.

La protesta fue convocada por artistas, asambleístas barriales y diversos dirigentes políticos y sociales. Sin embargo, la mayoría de los manifestantes pertenecen a asambleas de barrio, que fueron las que llevaron pancartas.

Varios de los asistentes, muchos de ellos chicos que fueron con sus padres, se mostraron con papeles tapando sus bocas, represando los peligros de contaminación que podrían sufrir los vecinos del sur de la provincia argentina de Entre Ríos por la instalación de las papeleras.

'No a las papeleras, sí a la vida"', era era la consigna de la movilización, según indicó a la agencia 'DyN' el coordinador de prensa de la organización del encuentro, Rafael Arrastía.

La protesta comenzó a las 11.30 hora local (15.00 hora española) con la presencia de miembros de las asambleas de San Telmo, Constitución, La Boca, Monserrat y Balvanera, entre otras.

Al mediodìa, los activistas permanecían frente al Ministerio, causando atascos en la capital. Ante la situación, fue vallada la entrada a la sede del Ministerio y se reforzó la presencia policial en el lugar.

Según informaron a través de un comunicado, la concentración, en la que los manifestantes portaban mascarillas anti-tóxicos, es para "que se hagan efectivos todos los medios de protesta y de rechazo a la decisión uruguaya de permitir la radicación de las papeleras", indicaron en el texto que lleva las firmas de distintas agrupaciones sociales y culturales que participarán mañana de la protesta.

"Las papeleras Ence y Botnia, que se están instalando a sólo siete kilómetros de Gualeguaychú, usan una tecnología obsoleta que va a provocar un desastre ambiental", añade el texto.

Por su parte Elizabeth Dos Santos, de la Asamblea del Pueblo, explicó a la agencia oficial de noticias Télam que la protesta contra la construcción de las plantas de celulosa se debe a que "no sólo generarán un problema ambiental en Entre Ríos, sino que será generalizado".