6 de julio de 2012

AI afirma que las condenas contra Videla y Bignone suponen un "paso histórico" en la justicia argentina

BUENOS AIRES, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional (AI) afirma que las condenas dictadas el jueves contra a los exdictadores Jorge Rafael Videla y Reynaldo Bignone por el robo sistemático de bebés durante la última dictadura militar (1976-1983) suponen un "paso histórica" para la justicia argentina.

"Es un paso muy significativo en el camino emprendido por Argentina en los últimos años para juzgar a los responsables de las graves violaciones a los Derechos Humanos cometidas durante el régimen militar", indicó Mariela Belski, directora Ejecutiva de AI en Argentina, según reseña un comunicado.

El Tribunal Oral Federal 6 condenó a Videla a 50 años de prisión por los delitos de sustracción, retención y ocultamiento de menores de edad y por la supresión de su identidad. Se trata de la tercera pena equivalente a la cadena perpetua que recae sobre el ex dictador.

Mientras que Bignone, conocido como el último dictador argentino, fue condenado a 15 años de prisión por la sustracción de recién nacidos. Ésta es la cuarta sentencia en su contra, ya que desde 2010 ha sido condenado a 15 y 25 años de prisión y a cadena perpetua por delitos de lesa humanidad, robo, secuestro y torturas.

La sentencia alcanzó a otros siete exmilitares de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) --uno de los principales centros de detención clandestina del país durante la dictadura militar, entre ellos un médico que actuaba en partos clandestinos, que fueron condenados a penas entre 5 y 40 años.

AI destaca la importancia de esta condena porque es la primera vez que un tribunal demuestra que existió un plan diseñado al más alto nivel por el régimen militar para secuestrar, ocultar y disponer de los niños recién nacidos, hijos de personas detenidas y posteriormente desaparecidas durante esa época. "La condena contra Videla y Bignone demuestra que nadie esta por encima de la ley", afirmó Belski.

Un total de 35 casos fueron investigados en esta causa que constante que todos ellos fueron entregados a otras familias que los registraban como si fueran propios. La organización Abuelas de la Plaza de Mayo ha logrado encontrar a más de un centenar de niños robados, de los 500 que se estiman que pudieron haber sido víctimas de este plan sistemático.

"Llamamos al Estado argentino a continuar avanzando ahora en las investigaciones para que recuperen su verdadera identidad las personas que, al día de hoy, todavía siguen siendo víctimas de estos delitos", concluye el comunicado de AI.