10 de junio de 2014

Boudou comparece durante casi seis horas para demostrar su inocencia

Boudou comparece durante casi seis horas para demostrar su inocencia
REUTERS

BUENOS AIRES, 10 Jun. (Notimérica/EP) -

   El vicepresidente del Gobierno de Argentina, Amado Boudou, ha comparecido este lunes durante cerca de seis horas para ampliar su declaración en relación a los supuestos favores que podría haber hecho a la imprenta Ciccone cuando ejercía su cargo de ministro de Economía entre 2009 y 2011.

   "Pedí volver para ampliar mi declaración", ha dicho Boudou ante el juez, en lo que considera una "defensa jurídica y no política" frente a las sospechas de corrupción, tal y como publica el diario argentino 'Clarín'.

   "Al comienzo, como toda indagatoria fue un momento tenso. Después el ambiente se relajó. Hoy hizo una declaración jurídica, después va a dar una declaración política", adelantaron fuentes judiciales, en coincidencia con lo que afirmó Boudou a la salida.

   Las acusaciones giran en torno a la empresa Ciccone --impresora de billetes de curso legal--, que fue "salvada" de la quiebra en 2010 por fondos supuestamente de allegados a Boudou. Luego, ante el escándalo por la presunta relación del vicepresidente con los nuevos dueños de Ciccone, la firma terminó siendo expropiada por el Estado.

   Las declaraciones ante el Tribunal continuarán durante los próximos días. Así, este mismo martes está citado Alejandro Vandenbroele --titular de The Old Fund, la compañía que maneja la ex Ciccone-- que fue señalado por su ex esposa como testaferro de Boudou--.

BOUDOU QUIERE "ARROJAR LUZ" AL CASO

   El vicepresidente argentino ya había confirmado previamente que acudiría este lunes ante el juez en el marco de la llamada 'causa Ciccone' con el fin de "arrojar luz" y para demostrar si en Argentina el poder está en manos del pueblo o "en muy pocas manos".

   "Acá lo que esta en juego en estos años, sobre todo desde la llegada de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, es si el poder está en el pueblo o en muy pocas manos que toman las decisiones", afirmó en declaraciones a una emisora de radio recogidas por la agencia oficial Télam.

   Su comparecencia de este lunes supone la primera vez que un miembro del Ejecutivo es citado ante la justicia como imputado. Boudou, que todavía no ha sido acusado formalmente, ha defendido en todo momento su inocencia. Boudou, que también es presidente del Senado, puede ser juzgado pero no detenido, a menos que le destituya el Congreso.