29 de noviembre de 2012

Fernández de Kirchner y Rousseff subrayan la "necesidad" de avanzar en la integración regional

BUENOS AIRES, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las presidentas de Argentina y Brasil, Cristina Fernández de Kirchner y Dilma Rousseff, respectivamente, han subrayado la "necesidad" de avanzar en la integración regional para garantizar el éxito futuro de América Latina, en el encuentro que han mantenido este miércoles con empresarios de ambos países.

"La integración regional ya no es un deseo, es una necesidad porque tengo la certeza de que o salimos juntos de esta (crisis económica y financiera) o no saldremos", ha dicho la mandataria argentina, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Télam.

Fernández de Kirchner ha explicado que la integración regional "es una necesidad" para mantener los logros que se han conseguido en la denominada "década ganada" de América Latina, en alusión al extraordinario desarrollo que han sufrido los países latinoamericanos en este periodo.

"Si la crisis global se prolonga, no podremos sostenerlos si no hacemos organizaciones definitivas de integración regional", ha augurado, señalando en concreto la importancia de mejorar la competitividad económica del hemisferio sur del continente americano.

Por todo ello, ha hecho un llamamiento a acelerar el proceso. "Hay momentos de holgura que permiten demoras, pero no son estos. Hay que ser más rápidos, dejar de ir de reunión en reunión sin resolver nada, como si estuviéramos en discusiones parlamentarias y no en conversaciones entre jefes de Estado", ha indicado.

En la misma línea se ha expresado la mandataria brasileña. "Jamás podremos considerar la posibilidad de una menor integración porque sería un error histórico imperdonable", ha señalado. "En un contexto de crisis económica la acción de nuestros gobiernos es aún más urgente", ha añadido.

En su caso, ha argumentado que la devaluación de las monedas europeas puede afectar a la industria latinoamericana, "por lo que la única opción es buscar mayor integración y solidaridad en los países latinoamericanos".

RELACIONES BILATERALES

Rousseff ha puesto como ejemplo la actual sinergia industrial entre Argentina y Brasil. "Somos países amigos, hermanos. El regreso de la democracia a nuestros países enterró las rivalidades del pasado y ahora somos socios comerciales de primer nivel e inversores de peso", ha explicado.

No obstante, ha abogado por ahondar en las relaciones bilaterales. "Hace diez años el comercio no superaba los 7.000 millones de dólares y en 2011 llegamos a 40.000 millones de dólares pero sabemos que eso es insuficiente para nuestras dimensiones", ha indicado. "Debemos reducir las asimetrías comerciales", ha instado.

Así, ha expresado su deseo de "reproducir en la industria la exitosa experiencia de los productoras agropecuarios, agregando la eficiencia de nuestros trabajadores, los descubrimientos de la ciencia, la innovación de la tecnología y las oportunidades que la educación ofrece".

En concreto, la líder brasileña ha urgido a "cooperar intensamente en áreas estratégicas, que exigen un alto grado de inversión e innovación, como los sectores naval, aeronáutico, espacial, científico, tecnológico y digital".

"Nuestro equilibrio no se obtiene de la reducción de nuestras relaciones sino en su ampliación. Brasil desea que los productos argentinos participen más en el mercado brasileño y lleguen como productos de contenido local porque somos un mercado interregional", ha agregado.