19 de noviembre de 2009

Argentina.- La Cámara de Diputados argentina aprueba la reforma política para realizar elecciones primarias en partidos

BUENOS AIRES, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Diputados aprobó este miércoles (madrugada del jueves en España), por 136 votos a favor, 99 en contra y cuatro abstenciones, el proyecto de ley de reforma política para impulsar la celebración de elecciones primarias abiertas, sumultáneas y obligatorias en el seno de todos los partidos.

El proyecto, que ahora debe ser debatido por el Senado, también regula asuntos como la financiación de las campañas y la igualdad de condiciones en los espacios en los medios de comunicación durante las mismas.

Los diputados aprobaron al menos medio centenar de cambios, fundamentalmente destinados a reducir los requisitos que deben cumplir los partidos palíticos para constituirse como tales, así como para poder concurrir a los comicios, informó la agencia Télam.

Durante el debate en la Cámara del proyecto de ley de Democratización de la Responsabilidad Política, la Transparencia y de Equidad Electoral, el líder del boque oficialista del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, rechazó las críticas de la oposición al proyecto al asegurar que "es mentira que favorece el bipartidismo" y defendió que se trata de "una muy buena ley" porque "va a acotar la distancia de la política con la gente".

Su compañero de bancada, Jorge Landau, defendió también el proyecto al asegurar que "queremos un sistema de partidos políticos plurales pero reales y fuertes, con candidatos con fuertes convicciones políticas".

Por su parte, el diputado de Unión Cívica Radical Pedro Azcoiti adelantó que su grupo votaría en contra de la norma por considerarlo un proyecto "electoral", aunque admitió estar de acuerdo con algunas de sus disposiciones generales."La inexistencia de consenso pone en duda la perdurabilidad de la reforma política", agregó el líder del UCR, Adrián Pérez.

El diputado nacionalista de Propuesta Republicana (PRO), Esteban Bullrich, criticó el proyecto al considerarlo "tremendamente consevador" y aducir que "cambia las reglas unilateralmente".

Por su parte, el diputado de Solidaridad e Igualdad (Sí) Carlos Raimundi celebró el "espíritu amplio" del bloque oficialista, que sólo necesitaba 129 votos favorables para aprobar el proyecto de ley, a la hora de aceptar modificaciones al texto inicial. Sin embargo, addelantó que también votaría en contra al considerar que "la primera reforma política debe ser de la cuestión social".

La diputada socialista Silvia Augsburger criticó que el proyecto de ley "carece del consenso de las fuerzas políticas", así como el hecho de que la Cámara haya tenido un "brevísimo tiempo" para discutirlo.

Por su parte, la diputada de Encuentro Popular y Social, Vilma Ibarra, arremetió contra el texto al considerar que servirá para "rearmar un viejo bipartidismo" teniendo en cuenta que, a su juicio, el proyecto no implica "una reforma con una visión de mediano y largo plazo".

El diputado del Movimiento Popular Neuquino, José Brillo, respaldó en cambio el proyecto porque su grupo político está, dijo, a favor de que haya elecciones internas en los partidos porque no éstas no "resienten el principio de representatividad".