12 de diciembre de 2013

Capitanich llama a "un debate profundo" sobre la reforma policial

Capitanich llama a "un debate profundo" sobre la reforma policial
PRENSA GOBIERNO ARGENTINO

BUENOS AIRES, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, ha destacado que se necesita "un debate profundo" en relación a una reforma policial y ha dicho que no se puede estar "a expensas de grupos que se apropian de bienes ajenos o generan procesos de extorsión por reivindicaciones salariales".

   En la habitual conferencia de prensa en la Casa de Gobierno, el jefe de Gabinete ha reiterado, al referirse a los saqueos, que "se debe caer con todo el rigor de la ley no sólo con los autores materiales sino también con los intelectuales".

   En relación a la reforma de carácter policial que propicia el juez de la Corte, Raúl Zaffaroni, señaló que es "competencia de las provincias" y, en tal sentido advirtió que ha habido una transformación cualitativa en algunas jurisdicciones, pero los cambios requieren el diseño de "un nuevo paradigma", dijo.

   Y sobre el peso que tendrá en las administraciones el pago de los aumentos salariales a las policías provinciales, Capitanich dijo que hasta ahora "nadie lo puede estimar para hacer una proyección cuantitativa a fin de determinar el costo fiscal" y agregó que las estimaciones son "meramente especulativas", tras mencionar que la composición del salario de un policía tiene diferencias cualitativas por categoría y otro tipo de componentes.

   El jefe de gabinete precisó que cada jurisdicción debe articular las negociaciones salariales, tanto con docentes, personal de salud, seguridad, justicia, o empleados estatales, "en base a proyecciones macroeconómicas de ingresos" y subrayó que quería transmitir con precisión que, en el marco de la autonomía de cada gobierno, debe estar el financiamiento para lograr el cumplimiento de metas.

   Advirtió al respecto de que la extorsión, como modalidad de negociación, "puede distorsionar el modelo de la estructura del proceso de la política salarial del sector púbico" y mencionó los distintos componentes del salario policial que, si se incrementa el básico, dispara subidas a los de mayor jerarquía y "se distorsiona la política salarial del sector público".

   Capitanich puso como ejemplo que un médico tarda 7 años en recibirse, más la residencia, y también citó el esfuerzo de otros trabajadores de la sanidad, de los docentes, o de la justicia, para destacar que en la composición del salario de todos los trabajadores "tienen derecho a la dignidad y también tiene que estar la disponibilidad para garantizar el pago".

SENSATEZ Y PRUDENCIA

   Las negociaciones, subrayó Capitanich, deben ser compatibles con los ingresos, al tiempo que señaló: "debemos ser racionales, prudentes, sensatos" en un sistema cooperativo con metas de gobierno que, dijo, "nos permita satisfacer la demanda de la mayoría de los ciudadanos".

   En respuesta a preguntas reiteró que en el esquema de la seguridad se cumple la ley de Seguridad Interior y demás jurisprudencia, que establece que las provincias tienen, en la materia, un poder no delegado.

   Se acude frente a peticiones formales de los gobernadores pero, dijo, hay que tener en cuenta que las fuerzas de seguridad (Gendarmería, Prefectura, Policía Aeronáutica y la Federal) son recursos limitados.

   Respecto de los conflictos de policías provinciales que aún subsisiten, mencionó la situación en la provincia de La Pampa, donde personal subalterno entregó al gobierno provincial un petitorio de 12 puntos y dijo que el mandatario Oscar Mario Jorge está analizando la situación y se mantiene en contacto permanente con el Gobierno nacional,  aunque, recordó, la cuestión es de competencia provincial.