17 de octubre de 2006

Argentina.- Codere se niega a pagar un premio de nueve millones de euros a una apostadora de un bingo

BUENOS AIRES, 17 Oct. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Héctor Luna, vicepresidente de la empresa Codere S.A., que explota 14 salas de bingo en la provincia de Buenos Aires, ratificó hoy que la compañía no pagará un premio de 35 millones de pesos (casi 9 millones de euros) a una apostadora que obtuvo ese monto en una máquina tragamonedas.

"El máximo acumulado que podía pagar la máquina tras las combinaciones más exitosas era de unos 35.000 pesos", dijo hoy Luna, en declaraciones a la radio al responder a los reclamos de la apostadora Verónica Baena.

La mujer dijo a la prensa que una máquina tragamonedas del bingo de Lomas del Mirador, adonde concurrió a jugar con 20 pesos que le regaló su marido, le dio un premio de 35.663.093,02 pesos, según la leyenda que apareción en la pantalla.

La empresa sostiene que hubo un error en la máquina y que lo máximo que está dispuesta a pagar son unos 35.000 pesos (unos 9.000 euros), cifra que es rechazada por el matrimonio de apostadores, que habían ido al bingo a celebrar el Día de la Madre.

"No sería lógico que esto termine en una negociación con abogados, nos estaríamos contradiciendo", aseguró Luna, porque según señaló, las máquinas tienen una leyenda en las que dicen que el monto máximo a pagar es de 35.000 pesos.

"El usuario sabe lo que puede ganar, esta explícito en el frente de la máquina. Nuestras máquinas están auditadas por Lotería de la provincia de Buenos Aires. Hubo un fallo en el display y es obvia la reacción de la señora", manifestó Luna.

"Sería injusto para los demás apostadores pagar este premio. Nuestro negocio es de una transparencia absoluta. La información sobre lo que ganan los bingos es pública", agregó el vicepresidente de Codere en Argentina.

En tanto, el marido de Baena, Angel López, afirmó que sus abogados iniciarán acciones legales y que está dispuesto a ir hasta "las últimas consecuencias" para cobrar al menos el "cincuenta por ciento" del monto que aparecía en la máquina.

La firma española Codere comenzó a explotar salas de bingo en la provincia de Buenos Aires durante la década del 90 y en la actualidad posee 14 salas con más de 3.800 máquinas tragamonedas.