28 de agosto de 2008

Argentina.- Condenas a prisión perpetua a los ex represores Bussi y Menéndez

BUENOS AIRES, 28 Ago. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Un tribunal de la provincia de Tucumán condenó hoy a cadena perpetua a los ex represores Luciano Benjamín Menéndez y Antonio Domingo Bussi por la desaparición del senador provincial Guillermo Vargas Aignasse y ordenó que los ancianos ex generales que cumplan la sentencia en sus domicilios hasta que se resuelva si deben cumplir la pena en una cárcel común.

Los jueces Gabriel Eduardo Casas, Carlos Enrique Jiménez Montilla y Josefina Curi dieron lectura al fallo que condenó a los dos ex generales al considerar que la desaparición del senador Vargas Aignasse constituyó un delito de lesa humanidad, ocurrido a los pocos días del golpe militar del 24 de marzo de 1976.

Tras la lectura del fallo, los presentes en la sala de audiencias estallaron en aplausos, mientras los familiares de las víctimas y militantes de organismos defensores de los Derechos Humanos se abrazaban alborozados. Es el primer juicio que se realiza en la provincia de Tucumán por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar.

El fiscal federal general Alfredo Terraf había reclamado la condena de prisión perpetua para los dos ex represores y que cumplieran la pena en una cárcel común, revocándose así el beneficio de la prisión domiciliaria del que gozan hasta ahora.

Bussi se defendió entre llantos de la acusación y dijo a los jueces esta mañana que "al señor Vargas Aignasse no lo vi, ni lo traté en toda mi vida", y aseguró que la orden de detención contra el senador peronistas había sido dictada por los jefes de la dictadura. "La orden (de detención de Vargas Aignasse) era de carácter inexcusable e insoslayable y provenía de la Junta Militar", dijo Bussi.

El ex general, que fue elegido gobernador en Tucumán tras el retorno de la democracia, dijo estar orgulloso de "esta patriada de salvar a la Argentina histórica de la agresion comunista" y sostuvo que por entonces Tucumán era "la Sierra Maestra de la agresión marxista leninista que quería convertir a Argentina en un satélite de la URSS".

"Me considero un perseguido político por los derrotados de ayer, en la guerra justa y en las urnas por el voto de los tucumanos, y hoy encumbrados ebrios de rencor y venganza en los mas altos cargos del poder nacional y provincial violentando todos los principios del Derecho internacional", agregó Bussi.

También Menéndez, que tiene una condena previa por violaciones de los Derechos Humanos en la provincia de Córdoba, dijo a su turno que "los guerrilleros de los años 70 hoy están en el poder" y opinó que "intentan destruir nuestro estilo de vida y ser nacional".

"Los argentinos estamos sufriendo una guerra desatada por los sicarios vernáculos del comunismo internacional", dijo Menéndez y señaló que "los terroristas que entonces estaban en la ilegalidad ahora se apropiaron de la legalidad y pretenden ser pacíficos ciudadanos y convertirnos a su sistema esclavista".