7 de noviembre de 2007

Argentina.- Confirman el procesamiento del ex ministro Cavallo por el canje de título de la deuda

BUENOS AIRES, 7 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

La Cámara Federal confirmó hoy el procesamiento del ex ministro de Economía Domingo Cavallo por el delito de "negociaciones incompatibles con la función pública" en la renegociación de títulos de la deuda externa en 2001 y consideró que el ex presidente Fernando de la Rúa no puede ser acusado penalmente por el caso.

Los camaristas consideraron que Cavallo buscó "favorecer a un grupo de bancos", cuando concretó el llamado 'megacanje' de títulos de la deuda realizado en 2001, que aumentó el endeudamiento externo argentino en más de 38.000 millones de dólares (unos 25.914 millones de euros).

"Existió una ilegítima decisión tomada a favor de determinado sector financiero, modificando aspectos de un proceso de renegociación de la deuda pública a la medida de los requerimientos de participantes privados predeterminados", sostuvieron los camaristas Horacio Cattani y Martín Irurzun en su resolución.

De esta forma, el tribunal de alzada confirmó el procesamiento por fraude a la administración pública que había dictado hace más de un año el juez federal Jorge Ballestero, que también había procesado entonces a De la Rúa, beneficiado con el fallo de la Cámara.

Cavallo, que había sido ministro de economía del ex presidente Carlos Menem entre 1991 y 1996, fue convocado por De la Rúa en marzo de 2001, cuando su gobierno iniciaba un acelerado derrumbe que terminaría con su renuncia el 20 de diciembre del mismo año, en medio de una fuerte crisis económica y social.

Junto al ex ministro fue procesado el ex secretario de Finanzas Daniel Marx. Los dos ex funcionarios llevaron adelante el 'megacanje', que consistió en aplazar 15 años el vencimiento de bonos por 15.000 millones de dólares (10.230 millones de euros) que estaban por vencer.

La operación incluyó el pago de unos 200 millones de dólares (136,36 millones de euros) a los siete bancos, casi todos extranjeros, que intervinieron en la operación del 'megacanje', la mayoría de los cuales ya tenían los bonos depositados en sus carteras.