17 de abril de 2008

Argentina.- Continúan las reuniones entre el Gobierno y los dirigentes agropecuarios sin respuestas concretas

BUENOS AIRES, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno argentino y los dirigentes de las entidades agropecuarias se reunieron una vez más para discutir las medidas relacionadas con el sector ganadero y el del grano, en medio de un clima cada vez más tenso y dominado por la denuncia contra el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, por supuestas amenazas a productores.

Al salir del encuentro, el secretario de Agricultura, Javier de Urquiza, aseguró que el debate se llevaba adelante "con mucha altura". No obstante, el sector del campo se mostró divergente y cuestionó la postura de Moreno calificándola de "metodología de apriete", según informaron medios locales recogidos por Europa Press.

El secretario de Agricultura argentino, Javier de Urquiza, justificó la participación de Moreno en la reunión y aseguró que su presencia "es muy importante en estos temas porque la carne bovina incide mucho en la canasta familiar". De Urquiza precisó que "los representantes técnicos de las cuatro entidades han acercado su visión y sus propuestas a los temas que hacen a la producción ganadera".

De otro lado, el vicepresidente de la Federación Agraria Argentina, Ulises Forte, dijo, al final del encuentro, que no encontraron en el Gobierno respuesta a la propuesta que aportaban. "Hay coincidencia en el diagnóstico, pero las herramientas anacrónicas de Moreno son nefastas". "No hay solución de la parte oficial".

EL principal objetivo para las entidades agropecuarias es el reclamo para que se reabran las exportaciones en el rubro. "El ánimo entre los productores no es el mejor", aseveró Ulises, quien denunció la falta de definiciones por parte del Gobierno y advirtió que el clima "es tenso".

"Hasta ahora sólo se anunciaron títulos de medidas, nada concreto", advirtió sobre los mecanismos de compensación a pequeños y medianos productores que a fines del mes pasado dieron a conocer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ministro de Economía, Martín Lousteau.

En este contexto Ulises puntualizó que están peor que el 11 de marzo, cuando se anunció la última subida de impuestos a las retenciones de granos, "y no estamos dispuestos a perder tiempo tomando café". Además, advirtió que "hay mucha presión de la gente que espera resultados concretos del diálogo".

La Confederación de Asociaciones Rurales de La Pampa y Buenos Aires sostuvo, por su parte, que "más allá de haber logrado una calma temporal, el Gobierno continúa propiciando medidas y gestos que amenazan con dar por tierra los esfuerzos por superar la profunda crisis".