10 de diciembre de 2011

Cristina Fernández jura su cargo en una emotiva ceremonia presidida por el recuerdo de su marido

BUENOS AIRES, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, ha prestado juramento esta tarde en Buenos Aires iniciando así su segundo mandato tras una ceremonia marcada por el recuerdo de su marido, el fallecido ex presidente Néstor Kirchner, y culminada con un discurso con claros tintes económicos en la que Fernández se presentó "como la presidenta de los argentinos, no de las corporaciones".

"Juro por Dios, la Patria y los Santos Evangelios desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de presidenta de la Nación y observar y hacer observar en lo que de mi dependa la Constitución de la Nación Argentina. Si así no lo hiciere, que Dios, la Patria y él (Néstor) me lo demanden", declaró.

La entrega del bastón de mando, símbolo tradicional de la presidencia, fue realizada por su hija, Florencia Kirchner. Nada más abrir su discurso, la presidenta Fernández volvió a recordar a su marido, fallecido el 27 de octubre de 2010 por un paro cardiorrespiratorio.

"Hoy no es un día fácil para esta presidenta, pese a la alegría y la contundencia del voto popular falta algo, falta alguien. Alguien que hace ocho años en este mismo lugar que estoy ocupando yo, y sentada frente él, venía a decirle a todos los argentinos que pertenecía a una generación diezmada", subrayó la mandataria.

A continuación, Kirchner se dirigió a los sectores privados de la economía. Cristina Fernández de Kirchner detalló algunas cifras de la economía argentina y advirtió que antepondrá los deseos del pueblo a los objetivos de las grandes empresas. "Yo no soy la presidenta de las corporaciones, soy la presidenta de los 40 millones de argentinos", proclamó.

Siguiendo en esta línea, Fernández anunció la próxima creación de una Secretaría de Comercio Exterior, junto a la Secretaría de Comercio Interior, "porque es una sola banda, son dos caras de una misma moneda".

La mandataria señaló que la creación de la nueva secretaría es parte de la respuesta del Gobierno a la "necesidad de hacer sintonía fina", uno de los ejes de la próxima gestión, según declaraciones recogidas por el diario 'La Nación'.

"Hay muchas ventanas separadas en el Estado con los mismos fines. La falta de coordinación nos convierte en un Estado bobo. Yo quiero ser cualquier cosa menos boba. Quiero que todas esas áreas se articulen", remarcó.

Fernández de Kirchner, de 58 años, comienza este nuevo período con el control de ambas cámaras del Parlamento y una oposición visiblemente debilitada, pero con una crisis que, aunque no ha afectado profundamente a la economía argentina, ya comienza a percibirse en los indicadores de 2011.

Los alineamientos del nuevo Gobierno se conocerán después de que Cristina --como se le dice en Argentina-- preste juramento, aunque la propia mandataria ha adelantado en discursos anteriores que en esta etapa ratificará sus políticas de justicia social y las estrategias que han sido consideradas el "éxito" de su gestión.

INVITADOS

El presidente venezolano, Hugo Chávez, suspendió el viernes su viaje a Argentina --el primero que iba a hacer tras culminar el tratamiento contra el cáncer-- debido a las fuertes lluvias que han azotado su país en los últimos días.

Otro de los ausentes ha sido el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, quien se ha excusado con la misma razón que su par venezolano. En Colombia la ola invernal se ha cobrado la vida de más de 135 personas.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, no ha asistido porque deberá cumplir con algunos compromisos internos. Tampoco ha acudido el mandatario mexicano, Felipe Calderón.

A pesar de estas importantes ausencias, la ceremonia ha contado con una nutrida participación de líderes mundiales. El primero en llegar ha sido el Príncipe Felipe en representación de España. Los presidentes de Bolivia, Evo Morales: y Uruguay, José Mujica, confirmaron su asistencia días atrás.

Por Centroamérica acudieron el presidente hondureño, Porfirio Lobo, y el guatemalteco, Álvaro Colom. Estados Unidos está representada por la ministra del Trabajo, Hilda Solís.

El mandatario chileno, Sebastián Piñera; y la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, también han acompañado a Cristina en el comienzo de esta nueva etapa, así como los jefes de Estado de Perú, Ollanta Humala; y de Paraguay, Fernando Lugo.