28 de noviembre de 2007

Argentina.- Cristina Fernández de Kirchner se despide con un discurso de su escaño en la Cámara de Senadores

BUENOS AIRES, 28 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

La presidente electa Cristina Fernández, renunció a su banca en la Cámara de Senadores, un paso previo antes de asumir la Presidencia el próximo 10 de diciembre, y destacó la labor del Congreso Nacional actual "terminó con la cultura de la impunidad", al sancionar la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

Fernández había asumido un escaño como senadora por la provincia de Buenos Aires en las elecciones de 2005, después de haber cumplido varios mandatos como diputada nacional por la provincia de Santa Cruz. En el acto de hoy estuvieron el presidente en funciones Néstor Kirchner, y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández.

"Nos vamos de un Parlamento que fue prestigiado por el voto popular, que fue denostado mediáticamente, pero valorizado de una forma diferente por la sociedad, por lo menos a la hora de expresar su voluntad inapelable en las urnas", dijo la senadora en su discurso de despedida.

Volvió a insistir en sus críticas a los medios de comunicación, al señalar que la visión reflejada en los medios no siempre concuerda con la "realidad" y lanzó un llamamiento para realizar una "mejor interpretación sobre cuál es la Argentina que nos quieren hacer ver y cuál es la real", y a "poner en claro en la sociedad lo que sucede".

También se refirió a las críticas que se le hicieron por un proyecto de ley de su autoría que redujo el número de miembros del Consejo de la Magistratura, el encargado de elegir a los candidatos a jueces, y que le dio mayor representación al oficialismo.

"(El proyecto) fue denostado y se dijo que era para manipular jueces; se dijo que íbamos a atacar a los jueces probos y a proteger a aquellos que no lo eran; hace un año que funciona (el cuerpo) y no sucedió nada de eso", dijo la presidenta electa.

Cristina Fernández de Kirchner definió como una "deuda de la democracia" modificar las leyes para que los jueces "paguen el impuesto a las ganancias como corresponde a todos los ciudadanos", por entender que el "aspecto patrimonial es algo más que un concepto económico".

También hizo un llamamiento a respetar las futuras "discusiones y debates de ideas" y aseguró que tenía "mucha esperanza de que podamos darle mucha calidad institucional a esta etapa que se avecina", expresó y consideró "bueno no adjetivar en términos personales" y que, en todo caso, "las críticas sean a las políticas y no a las personas".