17 de septiembre de 2007

Argentina.- Se desvanecen las esperanzas de encontrar con vida al testigo Jorge Julio López

BUENOS AIRES, 17 Sep. (EP/AP) -

A casi un año de la misteriosa desaparición de Jorge Julio López, cuyo testimonio resultó clave para la condena judicial de un represor de la pasada dictadura militar, sus familiares y las autoridades creen que fue secuestrado y sospechan que ya no está con vida.

En declaraciones que publica el domingo el matutino Página 12, su esposa Irene manifestó creer que López no está vivo. "Es mucho tiempo. ¿Quién lo tiene? ¿Cómo aguanta tanto tiempo?".

Según versión del semanario opositor 'Perfil', el subsecretario de derechos humanos del Gobierno provincial de Buenos Aires, Edgardo Binstock, expresó a ese periódico su temor de que López ya no vive.

"Si estuviera con vida, a esta altura alguien lo hubiera visto. Tratamos de ser prudentes por la única razón de que todavía no apareció el cuerpo", afirmó según la versión del semanario.

Javier Vogel, jefe de prensa de la oficina de Binstock señaló que "si bien el paso del tiempo hace que resulte difícil ser optimista, de ninguna manera se puede afirmar que Jorge Julio López esté muerto. El caso es investigado por la Justicia Federal y será esta la instancia que esclarezca qué pasó efectivamente con López", señaló.

López fue visto por última vez el 18 de septiembre de 2006, horas antes que en la ciudad de La Plata, a 50 kilómetros al sur, comenzara la lectura del largo fallo que condenó a prisión perpetua al ex comisario Miguel Etchecolatz, quien fue subjefe de la Policía provincial de Buenos Aires durante el régimen militar (1976-1983).