17 de junio de 2010

Argentina dice que ha dejado sin excusas a Uruguay para iniciar la supervisión de la planta

BUENOS AIRES, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner consideró este jueves que la decisión de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú de levantar por 60 días el corte del principal puente que une a Argentina y Uruguay deja sin excusas a Montevideo, que deberá iniciar próximamente supervisiones conjuntas a la planta de celulosa que, según los ecologistas argentinos, es altamente contaminante.

El vicecanciller argentino, Victorio Taccetti, aplaudió la decisión de los asambleístas y confió en que Uruguay verá esta acción como un gesto positivo que permitirá avanzar en la mejora de las relaciones bilaterales. "Esto distiende la relación y coloca a Uruguay en una posición en la que tiene que acatar lo que dice el fallo (de La Haya), le quita todo tipo de excusas", afirmó.

Así, recordó que el fallo emitido el pasado mes de abril por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) "ordena" la realización de "un monitoreo conjunto" a la papelera finlandesa UPM (antes Botnia) --instalada hace más de tres años cerca del río Uruguay-- que ha sido centro de conflicto entre ambas naciones.

Los ecologistas votaron este miércoles a favor de suspender de manera temporal el corte que mantienen desde noviembre de 2006 en el Puente Internacional General San Martín, que une a la ciudad argentina de Gualeguaychú con la uruguaya Fray Bentos, considerada la principal vía terrestre que une a ambas naciones.

A este respecto, José Pouler, uno de los líderes de los asambleístas, admitió que el levantamiento del bloqueo responde a la necesidad de "cambiar la táctica" ante los nuevos acontecimientos derivados por el fallo de La Haya. "Ojalá que estos 60 días se prolonguen en el tiempo y no tengan un reinicio de estas medidas", señaló en declaraciones citadas por la agencia Télam.

En este sentido, aclaró que esta decisión no está vinculada con la querella que presentó el Gobierno argentino contra algunos ecologistas. "La mayoría de los que podíamos estar querellados no íbamos a hablar para no inducir la forma de pensar de la gente", destacó.

"MUESTRA DE MADUREZ"

Por su parte, Sergio Urribarri, el gobernador de la provincia de Entre Ríos, donde está ubicada Gualeguaychú, se mostró conforme con el anuncio de los manifestantes porque demuestra "madurez" por parte de la Asamblea. "A mi entender muestra un verdadero compromiso con el futuro de la región, expresó.

No obstante, aseguró que la protesta de los ecologistas contra la planta de celulosa "sirvió para concientizar a los argentinos" y para hacer entender, tanto al Gobierno local como al de Uruguay, que "deben controlar lo que hagan".

En este sentido, elogió la "madurez y sabiduría" del presidente uruguayo, José Mujica, que se "puso en manifiesto en cada una de sus opiniones" con respecto a la situación originada tras la sentencia de la CIJ.