10 de febrero de 2006

Argentina.- La diplomática Susana Ruiz Cerutti coordinará la demanda contra Uruguay por "el caso de las papeleras"

BUENOS AIRES , 10 Feb. (EP/AP) -

La experimentada diplomática argentina Susana Ruiz Cerutti, consejera legal de la cancillería, será la coordinadora de una comisión técnica que preparará la demanda contra Uruguay ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para frenar la construcción de dos plantas de celulosa, informaron el jueves fuentes oficiales.

La demanda, anunciada pero todavía no concretada, obedece a la presunta violación por parte de Montevideo del estatuto del compartido Río Uruguay, por la construcción en una de sus márgenes de dos plantas procesadoras de celulosas potencialmente contaminadoras del medio ambiente.

La decisión de recurrir al tribunal internacional siguió al reiterado anuncio uruguayo de que la construcción de las dos plantas es una decisión de Estado, inmodificable.

El estatuto del Río Uruguay, firmado en 1975, establece un recíproco compromiso de consultas y consenso en cualquier emprendimiento sobre el curso fluvial fronterizo. También determina que ante la falta de acuerdo, las partes recurrirán a la Corte de La Haya.

Cerutti fue nombrada a principios de diciembre pasado directora general de la Consejería Legal del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Fue canciller entre mayo y junio de 1989, durante el gobierno del ex presidente Raúl Alfonsín. Previamente se había desempeñado como secretaria de relaciones exteriores desde 1987, cargo que volvió a ocupar entre noviembre del 2000 y enero del 2001.

La oposición reaccionó el jueves en forma mayoritariamente negativa ante la decisión del Gobierno del presidente Néstor Kirchner de solicitar al congreso una declaración de respaldo a su determinación de recurrir al tribunal de La Haya. Con tal fin el poder ejecutivo citó a sesiones extraordinarias, que se realizarían la semana próxima.

Kirchner quiere evidentemente buscar el apoyo de todo el arco político para la estrategia seguida en el complicado diferendo con Uruguay, en el que parece lejana la posibilidad de una solución negociada, que sin embargo el gobierno no descarta.

Roberto Iglesias, titular de la Unión Cívica Radical (UCR), principal fuerza opositora en el congreso, acusó al gobierno de convertir el diferendo con el Uruguay "en un gran conflicto y ahora lo quiere socializar con la oposición".