22 de octubre de 2008

Argentina.- Economistas coinciden en que el fin de las jubilaciones privadas servirá para financiar al Estado

BUENOS AIRES, 22 Oct. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Economistas de diversas corrientes coincidieron hoy en que la decisión del Gobierno argentino de nacionalizar el sistema privatizado de jubilaciones es consecuencia de las necesidades de financiación del Estado y advirtieron de que la medida contraerá el crédito para el sector privado.

El economista Orlando Ferreres sostuvo que "esta es una decisión ligada a la actual situación financiera del Estado y vinculada a la caída estrepitosa de los precios de las materias primas agrícolas y del petróleo que, a través de las retenciones, eran la base de sustentación de las finanzas públicas".

En una columna para el diario local 'Clarín' sostuvo que "el extraordinario aumento del gasto público, que llega este año a 115.000 millones de dólares (89.414 millones de euros), ha sido central en la toma de esta determinación", y opinó que "responde al concepto inverso de lo que está pasando en el mundo, donde el Estado ingresa para financiar a las empresas con problemas. Acá las expropian para quitarles recursos y derivarlos al Estado".

Por su parte, Jose Luis Bour, economista jefe de FIEL, un centro de estudios de corte liberal, sostuvo que "el nuevo financiamiento que el Estado obtiene por el flujo de aportes tiene como contraparte un menor financiamiento para el sector privado, a menos que ingresen en el país capitales en forma compensatoria. Si por el contrario, y como es de esperar, una mayor salida de capitales es la respuesta al nuevo escenario, el sector privado enfrentará una profunda contracción crediticia desde 2009 en adelante".

En una nota que escribió para el diario 'La Nacion', sostuvo que "en este escenario, las empresas tendrán crecientes dificultades para servir sus deudas, lo que implica riesgo de default más en el sector privado que en el público (el nacional, al menos)".

La directora del estudio Bein & Asociados, Marina Dal Poggetto, explicó que con la nacionalización de las jubilaciones "el Estado recibirá unos 14.000 millones de pesos (unos 3,200 millones de euros) en 2009 por el flujo de los afiliados a las AFJP, una cifra muy significativa sobre un superávit primario estimado en 40.000 millones (9.195 millones de euros).

El anuncio del fin del sistema de jubilaciones privadas ha provocado una monumental caida en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, que rondaba el 17 por ciento cuando aún no habían terminado las negociaciones en el recinto bursatil.