26 de septiembre de 2014

EEUU admite que la relación con Argentina atraviesa "un periodo difícil"

BUENOS AIRES, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La responsable de América Latina dentro del Departamento de Estado de Estados Unidos, Roberta Jacobson, ha admitido que la relación entre su Gobierno y el de Argentina está pasando por un "periodo difícil" por la polémica en torno a los denominados "fondos buitre" que reclaman el pago de deuda.

   Los reproches cruzados vivieron el jueves un nuevo capítulo cuando la presidenta, Cristina Fernández, reprochó al encargado de negocios estadounidense en el país sudamericano, Kevin Sullivan, unas declaraciones en las que aconsejaba a Argentina salir pronto del 'default' (suspensión de pagos) y arreglar sus problemas con el mercado financiero. "Ten el decoro de callarte la boca", dijo la mandataria.

   Jacobson no ha querido responder directamente a las acusaciones de Fernández contra Sullivan pero sí ha admitido que las relaciones entre los dos países pasan por un "periodo difícil", según el periódico 'Clarín'. La responsable norteamericana, no obstante, ha dicho estar "esperanza" en que finalmente las dos partes recuperarán una "relación positiva", en una comparecencia en Nueva York.

   La encargada de América Latina dentro del Departamento de Estado confía en que la disputa por las reclamaciones sobre deuda --un "asunto muy complejo", ha apuntado-- pueda resolverse de tal forma que Argentina vuelva a la comunidad financiera internacional y a "crecer y ser productiva".

   En cualquier caso, Jacobson ha querido circunscribir esta polémica a una cuestión financiera y no política. "No creemos que sea un asunto entre nuestros dos gobiernos", ha indicado, a pesar de que desde el Gobierno argentino se ha reclamado varias veces la intervención de Washington en el proceso judicial abierto.

   "Es un asunto que deben resolver los tribunales y no debería afectar nuestras relaciones bilaterales", ha subrayado Jacobson, que tampoco ha hecho alusión directa a la sugerencia argentina de trasladar el caso a la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

"FONDOS BUITRE"

   La nación austral incurrió en 2002 en una cesación de pagos de unos 100.000 millones de dólares, deuda que se reestructuró en su mayor parte pagando menos de 30 centavos por cada dólar a los acreedores en 2005 y 2010.

   Una minoría de bonistas, a los que el 'kirchnerismo' se refiere 'fondos buitre', optaron por demandar a Argentina en tribunales de Estados Unidos, donde obtuvieron un fallo favorable en su reclamo del pago total de la deuda.

   Obviando este fallo, Argentina depositó en junio el dinero necesario para pagar a los bonistas de las reestructuraciones, pero el juez estadounidense Thomas Griesa bloqueó esos fondos para dar prioridad a los 'holdouts', lo que provocó que el país entrara en suspensión de pagos el 30 de julio.