10 de febrero de 2006

Argentina/España.-El ex militar Taddei se niega a ser extraditado al atribuir su detención a "una venganza política"

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ex militar argentino Ricardo Taddei, acusado de 161 casos de secuestro y torturas durante la dictadura argentina, se ha negado ante la juez de la Audiencia Nacional Teresa Palacios a ser extraditado a su país, alegando que atribuye tales imputaciones a "una venganza política" de quienes gobiernan actualmente en Argentina, según informaron hoy fuentes jurídicas.

La titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 decretó su ingreso en prisión incondicional tras tomarle declaración. El presunto represor fue detenido ayer en Madrid, en la calle Capitán Blanco Argibay, por agentes adscritos a la Oficina Central Nacional de Interpol y al Grupo de Localización de Fugitivos en cumplimiento de una orden de busca y captura dictada por Argentina.

Taddei, de 63 años, negó durante su comparecencia ante la juez haber participado en los secuestros, torturas e interrogatorios desarrollados en cinco centros clandestinos de detención entre los años 1976 y 1979.

Asimismo, el ex oficial argentino, que reside en Madrid desde 1985 junto a su esposa, no aparece en el auto de procesamiento del juez Baltasar Garzón en la causa que éste sigue contra los crímenes cometidos en las dictaduras de Argentina y Chile.

Se trata del segundo presunto represor argentino detenido en nuestro país en los últimos meses. El pasado 24 de noviembre, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu decreto prisión incondicional para el ex represor argentino Juan Carlos Fotea, reclamado en su país por el secuestro y asesinato del periodista y escritor Rodolfo Walsh, ocurrido el 25 de marzo de 1977. El juez federal argentino Sergio Torres pidió la extradición de Fotea en la causa en la que investiga a otros policías vinculados a la represión argentina.

CRÍMENES DE TADDEI

Entre las 161 personas que fueron presuntamente secuestradas y torturadas por Taddei figura el empresario Osvaldo Sivak, retenido el 7 de agosto de 1979 por dos individuos a punta de pistola y por cuya libertad pidieron a la familia dos millones de dólares. Tras destaparse diversos sumarios en los que resultaba implicado Taddei por el caso Sivak, el ex policía se trasladó en octubre de 1985 junto a su mujer e hijo a España.

Taddei ingresó en la PFA en 1961 y alcanzó el cargo de Principal, similar a un capitán del Ejército o al de Inspector Jefe de Policía en España. Siempre estuvo ligado a los servicios de inteligencia, con especialidades en la lucha antisubversiva dedicada principalmente a grupos de extrema izquierda, como la llamada Guardia Nacional, Montoneros o el Partido Comunista Revolucionario.

En 1976 pasó a ejercer sus funciones en el Comando del Primer Cuerpo del Ejército, ubicado en Buenos Aire y tres años después abandonó la Policía Federal Argentina para incorporarse al Ejército, con el grado de coronel. En el Ejército desempeñó también funciones en los servicios de inteligencia militar, concretamente en el IN-7, el grupo de más categoría