17 de abril de 2012

Argentina/España.- Méndez de Vigo se reafirma en su pronóstico de que Argentina será una "apestada" por expropiar YPF

Anuncia la anulación de una reunión de la UE con Gobierno argentino en Buenos Aires y una dura respuesta de Ashton, CE y PE

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado español para la Unión Europea, Íñigo Méndez de Vigo, se ha reafirmado este martes en su pronóstico de que Argentina se convertiría en "una apestada" si finalmente, como ha sucedido, se decide a expropiar a la compañía YPF, propiedad de la petrolera española Repsol.

En una comparecencia ante senadores y diputados en la Comisión Mixta de la UE en el Congreso, Méndez de Vigo se ha referido a las declaraciones que realizó la semana pasada, cuando advirtió de que Argentina se convertiría en "una apestada" si expropiaba a YPF, y se ha reafirmado en ese pronóstico.

"Lo que dije que iba a pasar, creo que va a suceder. Pobre Argentina", ha dicho el secretario de Estado para la Unión Europea, que ha incidido en que "Argentina va a tener un serio problema" por haber tomado una decisión propia de la "política cortoplacista". "Siento un verdadero disgusto" por una "política cortoplacista" que "no lleva a nada", ha afirmado.

Tras subrayar que la decisión anunciada el lunes por la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, "no tiene el más mínimo sentido", Méndez de Vigo ha desgranado las respuestas que darán las instituciones de la Unión Europea tras la expropiación del 51 por ciento de las acciones de YPF y la expulsión de sus directivos de la sede de la compañía.

En concreto, ha explicado que el pleno del Parlamento Europeo debatirá esta tarde la respuesta a la expropiación y la representante para la Política Exterior y la Seguridad Común, Catherine Ashton, hará una intervención "muy rotunda y muy clara" en defensa de la postura española.

Además de la Eurocámara y Ashton, el secretario de Estado para la Unión Europea ha asegurado que la Comisión Europea también va a mostrarse de forma "rotunda" en contra de la decisión del Gobierno argentino y la propia Unión Europea ha decidido anular la reunión que tenía previsto mantener esta semana en Buenos Aires con representantes del Ejecutivo argentino.

Por último, ha incidido en la necesidad de que el Gobierno actúe "razonablemente" y con "cabeza fría" pensando también "en los argentinos".