5 de noviembre de 2007

Argentina.-El ex presidente Fernando De la Rúa insiste en que no pagó sobornos a legisladores para que aprobaran una ley

BUENOS AIRES, 5 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El ex presidente argentino de la Alianza Fernando de la Rúa (1999-2001) mantuvo sus afirmaciones hoy cuando se enfrentó a un careo con el ex secretario de la Cámara de Senadores, Mario Pontaquarto, principal testigo en la causa por la que se investiga el presunto pago de sobornos a legisladores.

La medida se desarrolló esta mañana en la sede de los tribunales federales por orden del juez Daniel Rafecas para confrontar los dichos de De la Rúa y de Pontaquarto sobre el supuesto pago de un sobornos a legisladores para que aprobaran una ley de reforma del sistema laboral.

Pontaquarto involucró directamente a De la Rúa en la causa cuando señaló que asistió a una reunión en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, en la cual se acordó el pago de los sobornos.

El ex secretario de la Cámara de Senadores está procesado en la causa como partícipe de las maniobras y admitió haber buscado el dinero en la Secretaría de Inteligencia del Estado para sobornar a senadores oficialistas y opositores a que votaran la citada ley.

Tras el careo, una medida por la cual se confrontan los dichos de acusados o testigos en una causa, el juez Rafecas debe decidir si procesa al ex presidente, lo aparta de la causa o establece un paréntesis hasta obtener nuevas pruebas en su contra.

Según trascendió, se mantuvo en sus declaraciones y negó haber participado de una reunión en la que estuviera presente Pontaquarto, aunque admitió que lo conocía por sus funciones en la Cámara de Senadores y por ser afiliado al mismo partido la Unión Cívica Radical.

En la misma causa están procesados el ex ministro de Trabajo, Alberto Flamarique; el ex jefe de la secretaría de Inteligencia Federico de Santibañes; los ex senadores Emilio Cantarero, Remo Costanzo, José Genoud, Ricardo Branda, Augusto Alasino y Alberto Tell.