15 de agosto de 2007

Argentina.- Fernández de Kirchner llama a no tentarse con la hegemonía

BUENOS AIRES, 15 Ago. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

La senadora Cristina Fernández, esposa del presidente Néstor Kirchner y candidata del oficialismo en los comicios presidenciales del 28 de octubre llamó a no "tentarse con la hegemonía" al hablar en el acto de lanzamiento de la campaña.

"No creo en la generosidad como categoría política. Creo en la responsabilidad que significa no tentarse con la hegemonía excluyente", dijo Fernández anoche al hablar ante unas 5.000 personas en el estadio Luna Park, en el centro de la ciudad.

Sentado en la primera fila la escuchó su esposa el presidente Kirchner, el vicepresidente Daniel Scioli, candidato a gobernador en la provincia de Buenos Aires, casi todos los miembros del gabinete y dirigentes radicales que adhieren a la coalición oficialista.

El acto fue la presentación de la fórmula que la senadora Fernández integra con el gobernador radical de la provincia de Mendoza, Julio Cobos, y el lanzamiento de la campaña para los comicios del 28 de octubre.

Durante su discuro, tal como hizo en La Plata cuando anunció su candidatura, tuvo palabras de elogio para su marido. "Ese hombre que está sentado allí, el presidente de todos los argentinos", fue quien revirtió la tendencia histórica de postergar al "país profundo".

También dijo que era necesario el antagonismo que durante años enfrentó a peronistas y radicales y propuso que la Concertación se fije el objetivo de "superar antinomias para reconocerse en un proyecto".

"Es necesario construir la Argentina colectiva donde reconozcamos la unión con el otro, donde cada uno ponga lo mejor de si", agregó la candidata del oficialismo, luego de rescatar a históricos dirigentes del radicalismo y al fundador de su partido Juan Domingo Perón.

No hizo referencia, pese a que se lo esperaba, a los actos de corrupción que afectan al gobierno en los últimos meses del mandato de Kirchner. Sólo hizo una elíptica referencia cuando dijo que es necesario "asumir equivocaciones para no volver a repetirlas".