16 de julio de 2007

Argentina- Un fiscal pide que la ministra de Economía declare como sospechosa por el hallazgo de dinero en su despacho

BUENOS AIRES, 16 Jul. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El fiscal federal Guillermo Marijuan pidió hoy que la ministra de Economía, Felisa Miceli, preste declaración como sospechosa, en la causa por la que se investiga el hallazgo de una bolsa con dinero dentro de su baño privado, según informaron fuentes judiciales.

Marijuan presentó esta mañana la petición ante el juez federal Daniel Rafecas, quien deberá decidir si cita a la ministra para que dé explicaciones por el hallazgo de una bolsa con unos 60.000 dólares en total, en diferentes monedas, en su baño privado del Ministerio de Economía.

En un dictamen de 40 páginas, el fiscal pidió la declaración de Miceli en carácter de "imputada" y además pidió la citación del comisario de la Policía Federal, Jorge Faris, y de José Antonio Hanna y Carlos Enrique Quinteros, según las citadas fuentes.

Marijuan dijo haber acreditado el "estado de sospecha que amerita sus legitimaciones pasivas en este proceso", tras lo cual detalló extensamente el origen de las actuaciones y la nota periodística que motivó las presentaciones judiciales del denunciante Miguel Bootelo y de la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas.

"Aún cuando los sucesos por el momento constatados distan en algo a los relatados en la primer publicación periodística, todo continúa siendo materia de investigación y por lo tanto ninguna hipótesis de trabajo puede ser descartada en pos del total esclarecimiento de lo acaecido", sostuvo Marijuan.

La noticia sobre el hallazgo del dinero fue publicada el mes pasado por el diario 'Perfil'. En tres entrevistas la ministra dijo que el dinero se lo había dado su hermano para realizar una operación inmobiliaria, que luego se frustró, aunque nunca brindó más precisiones.

Parte del dinero que fue encontrado correspondía a fajos del Banco Central, el organismo oficial que regula el sistema monetario y se encarga de la impresión de los billetes argentinos de curso legal. Sólo los bancos oficiales tienen cuenta en esa entidad. El dinero había salido del Banco Central hacia una institución financiera en el distrito de San Martín, donde ni la ministra ni su hermano tienen cuentas, ni realizaron extracciones monetarias.