8 de marzo de 2007

Argentina.- Garzón confirma su decisión de remitir a Argentina la causa contra el represor Juan Carlos Fotea

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRES) -

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que tramitaba la causa contra el represor argentino Juan Carlos Fotea por delitos de terrorismo, genocidio y torturas cometidos durante la dictadura militar (1976-1983), ha dictado un auto en el que confirma su decisión de renunciar a este caso en favor de la justicia del país latinoamericano, donde existe una causa judicial abierta previamente contra él por los mismos hechos.

En contestación al recurso de reforma presentado por la Asociación Argentina de Derechos Humanos de Madrid y por la defensa de Fotea, el juez explica en un nuevo auto que debe aplicar la doctrina del Tribunal Constitucional sobre el denominado "caso Guatemala", ya que en el caso de Fotea se da una concurrencia de jurisdicciones entre España y Argentina.

A ello hay que añadir, según destaca el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 en su auto, al que ha tenido acceso Europa Press, que el material probatorio y los perjudicados se encuentran en el país andino, donde el Juzgado Federal número 12 de lo Criminal de la Capital Federal (Buenos Aires) sigue un procedimiento contra el ex policía por los mismos hechos que él venía investigando.

La acusación particular ya ha interpuesto recurso contra lo acordado por Garzón ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que resolverá finalmente sobre este asunto.

La decisión de renunciar al "caso Fotea", adoptada por Garzón el pasado 10 de enero, obedece a la "cuestión de competencia por inhibitoria" planteada por la defensa del ex policía, que se unió a los datos obtenidos por una comisión rogatoria internacional sobre la causa abierta contra éste en el país sudamericano.

Los resultados de dicha comisión, que fueron remitidos al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 el pasado mes de junio, señalaron que la causa argentina contra Fotea fue abierta en el Juzgado de lo Criminal y Correccional número 12 de la Capital Federal (Buenos Aires) en 2003, en tanto que el sumario que se sigue contra él en España se inició en diciembre de 2005.

En su auto del pasado mes de enero, Garzón rechazó la cuestión de competencia planteada por el abogado, si bien trasladó el material obrante en su sumario al juez argentino y notificó su decisión de renunciar a seguir investigando a Fotea a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que es la que tramita el proceso de extradición del ex policía.

La decisión del juez español respecto a Fotea se suma a la adoptada el pasado 20 de diciembre por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que se declaró no competente para juzgar al ex represor argentino Ricardo Miguel Cavallo, acusado también por crímenes cometidos durante la dictadura militar. En el caso de Cavallo, también se remiten las actuaciones a Argentina, al entender que no hay impedimento para juzgarle en el país en el que se cometieron los hechos después de que se hayan abolido las leyes de punto final y obediencia debida.