16 de enero de 2006

Argentina.- El gobernador de Entre Ríos dice que las papeleras de Fray Bentos "violentan el derecho a la vida"

"A pesar de las promesas de modernidad y protección ambiental, son las mismas que está en permanente cuestionamiento en todo el mundo"

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El gobernador de la provincia argentina de Entre Ríos, Jorge Busti, afirmó hoy que la instalación de las dos plantas papeleras de las empresas ENCE (española) y Botnia (finlandesa) en el margen del Río Uruguay, --compartido por el país vecino, Uruguay--, "violenta de manera sistemática el derecho a la vida".

Tras los cortes de los puentes que unen ambos países este fin de semana protagonizados por organizaciones ecologistas, comunidades locales y asociaciones, Busti comentó a Radio FM Aspen de Buenos Aires: "yo no justifico los cortes de tráfico, pero los comprendo". "Estos bloqueos hay que verlos en el contexto de un año de pedir explicaciones", añadió.

Mientras que para Uruguay la construcción de las papeleras supondrá una inversión de 1.800 millones de dólares (1.480 millones de euros), la mayor de su historia, el gobierno de Entre Ríos asegura que los proyectos le acarrearán a la provincia pérdidas de 800 millones de dólares (660 millones de euros) por el impacto sobre la producción agrícola, avícola, apícola y el turismo.

Los dos pasos fronterizos que conectan Argentina y Uruguay a través del puente que cruza el río fueron reabiertos ayer domingo, tras cortarlos durante varias horas y a lo largo de todo el fin de semana vecinos y ecologistas que se oponen a la construcción de las dos papeleras, aunque un tercer acceso permanece aún bloqueado.

En concreto, el puente que une la ciudad argentina de Concordia con la uruguaya de Salto, y el paso internacional General Artigas, que conecta al distrito uruguayo de Paysandú con el argentino de Colón, ya están en funcionamiento tras las protestas que "por tiempo indeterminado" comenzaron el pasado viernes.

Los cortes están siendo organizados por integrantes de las Asambleas Ambientales de los distritos de Gualeguaychú, Colón y Concordia, situados en la provincia de Entre Ríos, en una época en la que miles de turistas argentinos viajan hacia Uruguay para pasar las vacaciones de verano.

Los manifestantes que permanecían aún en el Puente San Martín señalaron que el corte durará al menos 24 horas y que "es probable" que sea levantado después de las 18:00 horas de esta tarde (21.00 hora española) de hoy.

"Desde 2003 venimos realizando advertencias sobre este tema, pero actualmente no hay muchos más elementos de acción para continuar con nuestro reclamo, que no sea los bloqueos de este tipo", señaló Javier Villanueva, integrante de la Asamblea de Gualeguaychú y secretario de Cultura del municipio. A su juicio, las fábricas son "altamente contaminantes".

CONTAMINACIÓN 'CRITICA'

Por su parte, Greenpeace Argentina aseguró que las dos papeleras que se construirán en Uruguay causarán contaminación "crítica" y reclamó a Argentina una política de "producción limpia" para empresas similares de su territorio.

La organización indicó en un comunicado que expusieron estas exigencias en una reunión con el ministro de Asuntos Exteriores argentino, Jorge Taiana, a quien pidieron que "abandone la política hipócrita de oponerse al proyecto que se está llevando a cabo en Uruguay".

"Las plantas de celulosa de Botnia y ENCE en las afueras de la ciudad uruguaya de Fray Bentos contaminarán críticamente el Río Uruguay", insistió el director de Greenpeace Argentina, Martín Prieto.

"Utilizarán tecnologías sucias, con estándares que no satisfacen los modelos más avanzados de producción limpios disponibles", agregó.

A su juicio, habrá una "destrucción de ecosistemas del río Uruguay", que marca una de las fronteras de ese país con Argentina, y se producirá la muerte de animales y contaminación de alto impacto en las comunidades locales.

La ONG entregó a Taiana un informe en el que se demanda la suspensión de las obras de las plantas de Uruguay "hasta que ambos países acuerden un 'Plan de Producción Limpia' que convierta al sector papelero en una actividad con criterios ambientales correctos". El responsable argentino aseguró que la propuesta "será estudiada detenidamente".

"A pesar de las múltiples promesas de modernidad, controles y tecnologías de protección ambiental, las plantas que se proponen establecer en Uruguay son las mismas plantas que en todas partes del mundo reciben un permanente cuestionamiento", concluyó Prieto.