16 de noviembre de 2006

Argentina.- El gobernador Solá no descartó que el testigo López haya sido secuestrado

BUENOS AIRES, 16 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, admitió hoy la posibilidad de que el testigo Julio López, desaparecido desde hace dos meses en las cercanías de su domicilio, podría haber sido víctima de un secuestro.

López fue uno de los testigos más importantes del juicio que se realizó contra el ex jefe policial Miguel Etchecolatz, condenado a prisión perpetua por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar (1976-1983).

El testigo, de 77 años, desapareció hace poco más de dos meses cerca de su casa en el barrio de Los Hornos, a unos 60 kilómetros de Buenos Aires, y desde entonces no se han tenido noticias de su paradero, pese a la intensa búsqueda de la Policía.

"Si la desaparición de López está vinculada a algo forzado o a un secuestro por su pasado político, algo que tenemos que pensar con bastante probabilidad si no apareciera, implica una derrota de todos nosotros", dijo hoy el gobernador bonaerense.

Más temprano, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, dijo que la búsqueda de López es para el Gobierno del presidente Néstor Kirchner "una cruzada permanente". "No hay que olvidarse ni un solo día de Jorge Julio López", afirmó el ministro y agregó que "cualquier cosa que aparezca es investigada para garantizar que no quede nada suelto".