7 de febrero de 2008

Argentina.- El gobierno argentino cambia el sistema para importar coches para el cuerpo diplomático

BUENOS AIRES, 7 Feb. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El gobierno argentino decidió cambiar el régimen para la importación de coches para diplomáticos después del escándalo que se generó por el ingreso al país de vehículos de forma irregular, según anunció hoy el ministro de Asuntos Exteriores, Jorge Taiana, durante una rueda de prensa en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo.

Taiana dijo que los diplomáticos que para "nacionalizar" los vehículos que habían importado con el fin de poder venderlos en el país deberán pagar los mismos impuestos que un ciudadano común. Además sólo se permitirá el ingreso de los vehículos que "se adecuen a las reglas de tránsito que rigen en el país", recogidas en la Ley de Tránsito.

El ministerio de Asuntos Exteriores denunció el mes pasado que había descubierto casi un centenar de casos de vehículos de lujo que habían sido ingresados por diplomáticos y vendidos a los pocos meses a empresarios y personajes de la farándula local sin pagar los impuestos correspondientes.

"Se mantiene la importación libre de impuestos, que es algo lógico y aceptado en todo el mundo y pensado para facilitar la actividad diplomática. Respetuosos de la Comisión de Viena, mantendremos las facilidades para el ingreso de todos los materiales necesarios para que el personal diplomático desarrolle su tarea", dijo Taiana.

"Lo que cambia es el régimen de nacionalización. Es decir, lo que se puede (con un coche diplomático) una vez que está en el país. Los que quieran nacionalizarlo deberán pagar todos los impuestos que paga cualquier argentino", agregó el ministro.

Según Taiana, que estuvo acompañado en la rueda de prensa por el jefe de gabinete, Alberto Fernández, con esas modificaciones dispuestas en un decreto firmado por la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, los cambios "eliminan la posibilidad de un uso indebido de las facilidades diplomáticas".

"Es un cambio radical y una respuesta a problema de vieja data. Con este decreto estamos en el camino de evitar cualquier posible barullo", acotó el titular de la Cancillería. Dos funcionarios que se encargaban de habilitar las importaciones de los coches diplomáticos fueron relevados de su cargos.